sábado 27 de noviembre de 2021 Now18°C

Entre tres violan a un morrito

Ángel Dávalos Escalona8 julio, 20213min
IMG_20210708_142729-1024x692

Madre que exige justiciaNiño de 10 años fue violado mientras su primo de 13 era obligado a observar el ataque amarrado de brazos y piernas. Los presuntos responsables son tres adolescentes vecinos de la víctima; así lo denunció la madre del agredido, a quien le llamaremos Evelia por cuestiones del proceso de investigación.

Según la quejosa, los hechos ocurrieron el pasado 16 de junio en la comunidad de Paso Blanco, municipio de Jesús María, dónde su hijo de 10 años salió junto con su primo a realizar un mandado, sin embargo, los papás notaron que se tardaban más de lo normal. Al llegar los dos menores, familiares notaron que Juanito, como llamaremos al afectado, estaba llorando por lo que su madre preguntó lo que le había pasado.

En un principio el niño no quería hablar y fue hasta que su primo, que también fue víctima, lo convenció de platicar todo a su madre.

Resulta que al salir a la tienda, los tres adolescentes, dos de 14 y uno de 15 años, sometieron a los menores para quitarles el dinero y después encerrarse en un domicilio donde el jovencito de 13 años fue amarrado mientras su menor primo era atacado por los tres acusados consumándose así la violación, advirtiendo a los niños que si decían algo los iban a matar.

La señora “Evelia” al saber de la situación reclamó de inmediato a los familiares de los presuntos violadores, quienes rechazaron la versión e incluso ofrecieron dinero a las víctimas para evitar que se levantara la denuncia, sin embargo la madre acudió a la fiscalía para presentar la querella desde el pasado 17 de junio pero hasta el momento los presuntos responsables siguen libres a pesar que los peritos en medicina han certificado que “Juanito” fue víctima de un ataque sexual.

Ante tal situación, esperan pronta acción de la justicia para llevar a cuentas a los tres presuntos responsables que tendrán el beneficio de la ley al pasar no más de 5 años en prisión por tratarse de menores adolescentes.