miércoles, abril 24, 2024

ÚLTIMAS NOTICIAS

Oscar Burgos confiesa los traumas detrás de su trabajo en la comedia

Oscar Burgos, creador del personaje Perro Guarumo, abrió su corazón y reveló que detrás de las risas que provoca, los chistes y el sentido del humor, se esconde varias lágrimas y traumas muy grandes provocados por el rechazo de su padre.

En entrevista para el programa de YouTube de Yordi Rosado, el comediante señaló que su ajetreado ritmo de trabajo y la búsqueda del éxito y la perfección en su carrera es la manera en la que, inconscientemente, sigue buscando la manera de complacerlo, a pesar de que éste murió hace algún tiempo.

«Todo viene de un complejo, cuando estaba chico mi papá no quería que fuera actor, ni futbolista, ni dibujante, entonces deseaba que tuviera una carrera: arquitecto, doctor, ingeniero. Para un coronel tener un hijo que no tuviera un título profesional debajo del brazo, era un fracaso, siempre por demostrar a mi padre y a mí mismo, y a mi entorno quién soy le eché muchas ganas para demostrar… finalmente ya se murió, no tengo que hacerlo y lo sigo haciendo», explicó.

El también conductor de televisión tiene más de 727 mil seguidores en Instagram, mientras que en su canal de YouTube cuenta con más de 366 mil suscriptores.

Hoy en día no se considera el fracasado que su papá creía que era y aunque le ha costado trabajo quitarse de prejuicios y fantasmas, sabe que el éxito viene mucho más allá de cumplir con las expectativas de otros.

«Decía todos los artistas están muertos de hambre, para él que yo saliera en una película no era la gran cosa, después me di cuenta que el éxito no estaba en hacer dinero, sino hacer lo que te gusta, con pasión y tener una familia», agregó.

Años después un reto que encontró fue encontrar el equilibrio en su vida, para así cumplir con sus compromisos de trabajo, sin descuidar su vida personal.

«Por darle prioridad a tu carrera, desatiendes a tu familia. O tienes éxito o tienes a la familia, es muy difícil contar con las dos cosas, pero ahora lo trato de hacer.

Caro mi esposa viene conmigo a todos lados, en el camerino, en el backstage, eso es diferente», agregó quien indicó que ambos se llevan 37 años de diferencia, pues él tiene 65 años y ella 29.

Una preocupación que ve en la escena de la comedia es que hay muchos jóvenes talentosos pero que no tienen un foro, por lo que terminan trabajando en eventos como cumpleaños, despedidas de solteras, baby shower.

«Necesitan un foro para subirse y no es lo mismo que pague un cover que el estés en un cumpleaños», dijo, quien apoyó a Franco Escamilla durante sus inicios de carrera.

Burgos recordó que Benito Castro fue su padrino y un día le preguntó: «¿cómo le voy agradecer todo lo que has hecho por mí?», a lo que respondió: «ayudando a otro, el agradecimiento es la memoria del corazón», algo que replicó con Escamilla.

Latest Posts

PDF