viernes 30 de septiembre de 2022 Now15°C

Se consumó otro homicidio: murió el joven baleado en Viñedos del Sur

ALBERTO TAPIA ROMO16 agosto, 20224min
FALLECIDO
  • Le dispararon dos sujetos con los que tenía viejas rencillas

Se consumó el asesinato del joven que fue baleado en el fraccionamiento Viñedos del Sur la madrugada del pasado lunes debido a que murió en el Hospital Tercer Milenio.

La Fiscalía General del Estado, a través del agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios, inició una carpeta de investigación para esclarecer los hechos y agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación ya buscan a los dos sujetos que balearon a la víctima.

El occiso fue identificado como José Armando López, de 19 años de edad y con domicilio en la calle Bernardino Álvarez número 311 en Viñedos del Sur.

Sus agresores, con los que tiene viejas rencillas y en otra ocasión lo amenazaron con unos machetes, fueron dos sujetos que viajaban en una motocicleta y que lograron escapar tras el ataque, por lo que no fueron detenidos.

La agresión sucedió el lunes 15 de agosto, alrededor de la una de la madrugada, en dicha calle Bernardino Álvarez.

El joven caminaba hacia su casa cuando en las inmediaciones de un parque fue interceptado por los dos motociclistas, uno de los cuales le disparó en una ocasión.

El muchacho corrió hacia su domicilio para tratar de ponerse a salvo, pero los motoristas fueron tras él y nuevamente le dispararon.

Los proyectiles hicieron blanco en el muchacho y los agresores emprendieron la huida en la “jaca de acero”, en colores negro y amarillo.

Familiares del baleado solicitaron ayuda a los servicios de emergencia y paramédicos de la Cruz Roja, en la ambulancia AGS-023, acudieron al domicilio para brindarle los primeros auxilios.

El estado de salud de José Armando fue catalogado de regular a grave, por lo que fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.

Oficiales de la Policía Municipal se presentaron también en el lugar para tomar conocimiento de la agresión y buscar a los responsables, pero no los localizaron.

Trascendió que, al parecer, entre agredido y agresores ya existían viejas rencillas y que antes de este ataque los motociclistas ya habían acudido al domicilio de José Armando para amenazarlo con unos machetes.

Desafortunadamente, el joven no logró sobreponerse a los balazos recibidos y falleció en dicho nosocomio, consumándose así el homicidio.

El cuerpo de José Armando fue trasladado al Servicio Médico Forense y tras la práctica de la necropsia se estableció que murió de herida producida por proyectiles disparados por arma de fuego penetrantes de tórax y abdomen.