miércoles 17 de agosto de 2022 Now17°C

Delincuente se salvó de morir electrocutado en Ciudad Industrial

ALBERTO TAPIA ROMO2 agosto, 20224min
ELECTROCUTA (1)

Intentó meterse a robar a una bodega e inventó que quisieron “levantarlo” y lo torturaron

Un sujeto se salvó de morir electrocutado luego de que, aparentemente, se quiso meter a robar a una bodega en Ciudad Industrial pero ésta contaba con una cerca eléctrica y recibió una fuerte descarga.

El individuo, que se cambió dos veces de nombre, argumentó que unos sujetos lo habían intentado “levantar”, lo torturaron y por esa razón resultó lesionado, aunque quienes lo auxiliaron no creyeron en su versión.

El sujeto, que dijo llamarse Miguel y/o Manuel, de 32 años de edad, terminó internado en el Hospital Tercer Milenio con lesiones de regulares a graves.

Los hechos tuvieron lugar durante este martes.

En compañía de una mujer, el individuo llegó a Ciudad Industrial y pretendió meterse a robar a una bodega.

Al escalar una barda se sujetó con ambas manos de una cerca de alambre de púas pero no contaba con que estaba electrificada, por lo que recibió una fuerte descarga que lo hizo volar y caer al piso, golpeándose en la cabeza.

Quemado y herido, el sujeto se retiró en compañía de la fémina, pero al llegar a Plaza Vestir ya no pudo caminar por lo mal que se sentía y ella pidió ayuda a los servicios de emergencia.

Paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas del helicóptero Halcón 1 de la Policía Municipal, encabezados por el doctor Eduardo Álvarez Bravo, se trasladaron al lugar y comenzaron a auxiliarlo.

Mientras lo hacía, el individuo se cambió el nombre dos veces y les dijo que unos sujetos habían querido “levantarlo”, que lo subieron a un vehículo, le pusieron una capucha y lo golpearon.

Los policías-paramédicos le diagnosticaron quemaduras de primero, segundo y tercer grados en diferentes partes del cuerpo, principalmente en las manos, la región facial y el tórax, así como una herida en la cabeza y heridas por alambre de púas en los brazos.

Además, le apreciaron marcas de un cable en las palmas de ambas manos.

Con estas lesiones, se determinó que en realidad el sujeto se electrocutó al intentar meterse a robar a la bodega y que lo del intento de “levantón” y tortura era un invento suyo.

Poco después arribaron paramédicos del ISSEA, que lo trasladaron a recibir atención al hospital mencionado ya que tales lesiones eran de consideración.