lunes 16 de mayo de 2022 Now22°C

Imparables las masacres en Michoacán

Redacción28 marzo, 20223min
masacres Michoacán
La ocurrida este domingo en un palenque ha sido la que más víctimas ha cobrado.

MORELIA, Mich., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- La masacre a manos de un grupo armado perpetrado ayer domingo por la noche durante un palenque clandestino en el municipio de Zinapécuaro, es la más cruenta, y con mayor número de víctimas, de los últimos años en Michoacán.

Este ataque armado dejó 20 personas muertas (17 hombres y tres mujeres) y cuatro más lesionadas en un inmueble de la comunidad de Las Tinajas.

Todo apunta que este multihomicidio es resultado de la disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y La Familia Michoacana (LFM).

17 muertos en masacre de en San José de Gracia

Recientemente, en San José de Gracia, municipio de Marcos Castellanos, otro grupo armado irrumpió en un velorio, se lió a tiros con sus antagónicos y asesinó presuntamente a 17 personas.

Los cuerpos no han sido encontrados, pero la Fiscalía de Michoacán informó que en la escena del crimen hallaron sangre de 11 perfiles genéticos distintos.

Las investigaciones revelaron que todo se trató de una disputa entre dos líderes de grupos internos del Cártel Jalisco Nueva Generación.

13 policías asesinados en Aguililla

El 14 de octubre del 2019, 13 policías estatales fueron asesinados por un grupo armado al servicio del CJNG en la tenencia de El Aguaje, municipio de Aguililla.

Muchos de los cuerpos quedaron calcinados, luego de que la organización criminal les prendiera fuego junto con las patrullas.

La emboscada dejó también nueve oficiales más lesionados en esa zona de la Tierra Caliente michoacana.

11 personas asesinadas en Tarecuato

El 1 de noviembre pasado, los cuerpos de 11 personas asesinadas a tiros, fueron encontrados en un predio de la tenencia de Tarecuato, municipio de Tangamandapio.

Todas las víctimas eran pobladores de esa zona cercana al estado de Jalisco, que iban a recolectar insumos para colocar en sus altares de Día de Muertos.

Las víctimas eran seis adolescentes de entre 14 y 17 años de edad; también había tres jóvenes de 19 años, así como dos adultos de 34 y 31.