Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Jueves 1 de Octubre de 2020

Tendencias

Aguascalientes
C
Despejado
clima
7°C Despejado
Aguascalientes
C
Despejado
clima
7°C Despejado
Jueves 1 de Octubre de 2020
GENTE | 03/08/2020 19:10

La pandemia limita la tradición de visitar a las "almas olvidadas" en Bolivia

Creyentes realizan una ofrenda conocida como 'Cruz de las almas olvidadas' en el cementerio Sagrado Corazón de Jesús, este lunes, en Santa Cruz (Bolivia). EFE/Juan Carlos Torrejón
Creyentes realizan una ofrenda conocida como 'Cruz de las almas olvidadas' en el cementerio Sagrado Corazón de Jesús, este lunes, en Santa Cruz (Bolivia). EFE/Juan Carlos Torrejón (Foto:EFE )
Santa Cruz (Bolivia), 3 ago (EFE).- La tradición de visitar a las "almas olvidadas", personas que no se sabe dónde fueron enterradas, en un cementerio de la ciudad boliviana de Santa Cruz se vivió este lunes con restricciones por la pandemia de la COVID-19, que dejaron fuera del camposanto a varios creyentes. El Cementerio Sagrado Corazón de Jesús, llamado también La Cuchilla al ubicarse en el barrio cruceño homónimo, tiene desde hace dos décadas un espacio conocido como "el camposanto de las almas olvidadas", dedicado a los difuntos enterrados en lugares desconocidos, fosas comunes o en otras regiones bolivianas. Una enorme cruz blanca de madera emplazada en pleno corazón del cementerio avisa a los visitantes que se encuentran en la plazuela de estas almas. El primer lunes de agosto y el Día de los Difuntos en noviembre son las fechas elegidas por la gente que acude de forma masiva a dejar su ofrenda, que puede ser comida, flores, bebidas o una vela, por algún ser querido fallecido de quien no han podido despedirse, o que está enterrado en otro lugar. Otras personas, sobre todo comerciantes, acuden también con ofrendas al "camposanto de las almas olvidadas" para pedir que les concedan buena salud y prosperidad en sus negocios. La concurrencia este lunes no fue tan masiva como otros años, debido a las restricciones impuestas dentro de la cuarentena contra la COVID-19, que impiden las aglomeraciones de personas. Por ello, apenas unas cuantas personas pudieron acercarse al camposanto y mucha gente se quedó molesta fuera del cementerio sin poder entrar a dejar su ofrenda. Santa Cruz es la mayor ciudad de Bolivia, con más de millón y medio de habitantes, y también la más golpeada por la pandemia, con 1.153 fallecidos y 34.972 contagios en la región de la que es capital, según el más reciente informe del Ministerio de Salud. El total nacional en Bolivia, que tiene unos once millones y medio de habitantes, es de 3.153 decesos y 80.153 contagios desde que se reportaron los primeros casos en marzo pasado. Santa Cruz, junto con El Alto, La Paz y Cochabamba, las principales ciudades de Bolivia, reportan casos de centros de salud saturados por el aumento de enfermos y cementerios que tienen que ampliar de urgencia el espacio para recibir más fallecidos por la enfermedad.
EFE
Facebook Twitter YouTube