Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Viernes 5 de Junio de 2020

Tendencias

Aguascalientes
18°
C
Despejado
clima
18°C Despejado
Aguascalientes
18°
C
Despejado
clima
18°C Despejado
Viernes 5 de Junio de 2020
GENTE | 17/03/2020 07:40

Lo mejor y lo peor de la gala del MET de las últimas ediciones

Rihanna en la gala benéfica del Metropolitan Museum de Nueva York (EE.UU) en 2015. EFE/JUSTIN LANE/Archivo
Rihanna en la gala benéfica del Metropolitan Museum de Nueva York (EE.UU) en 2015. EFE/JUSTIN LANE/Archivo (Foto:EFE )
Madrid, 17 mar (EFE).- Mayo es el mes de la gala del MET, la fiesta organizada por la editora de la revista Vogue, Anna Wintour, y el Instituto de Moda del Museo Metropolitano de Nueva York, uno de los acontecimientos más importantes vinculados a la moda al que acuden modelos, actores, actrices y músicos. La propagación del coronavirus ha provocado que el viernes cerrara el museo sin que sus responsables dieran fecha aproximada de apertura. Aunque la gala, que este año tenía como tema "About time", estaba prevista para el próximo 4 de mayo, ante la evolución de la enfermedad, se ha decidido posponer sin determinar cuándo podría celebrarse. La gala, que se celebra desde 1971, es durante días una fuente de noticias que analizan el vestuario y maquillaje que lucen los asistentes. Cada año, se celebra este acontecimiento teniendo como referencia un tema. Desde el vestuario de los años cincuenta, hasta el homenaje a Versace o Christian Dior, la vinculación del rock y la moda, los superhéroes o más recientemente "Cuerpos Celestiales", que relacionaba la moda y la imágenes religiosas han llenado de belleza y en, algunos casos excentricidad, la alfombra roja del MET. Una de las imágenes más recordadas es la de Rihanna con un vestido-capa amarillo de la diseñadora Guo Pei, bordado con hilo dorado y acabado en piel, con una cola tan larga que necesitó de tres personas para ayudarla a ascender por la escalinata. Una belleza de diseño que hizo honor a la cultura china, el homenaje de la gala de 2015. La cantante de Barbados nunca decepciona en el Met, donde en 2018 apareció vestida como una papisa en la gala en que llevaba por título "Cuerpos Celestes". Una noche en la que Priyanka Chopra no estuvo a la altura y lució una gabardina con una cola descomunal de Ralph Lauren. Una celebración, la de 2018, que dio mucho de sí con el diseño de Madonna, como una virgen de luto con ramo de rosas negras incluido, y sobre todo el de Sara Jessica Parker que apareció con un Dolce&Gabbana, como un paso de Semana Santa y con un belén en la cabeza. El glamur arquitectónico de Charles James, considerado el pionero de la alta costura en Estados Unidos, fue recordado en la gala de 2014 en la que la protagonista de "Sexo en Nueva York" también deslumbró con un maravilloso Óscar de la Renta. Escotes de vértigo, diseños con aberturas imposibles, disfraces como el de Katy Perry que la convertía en una lámpara en la edición pasada o la performance, en pleno acceso, al museo con cierta sobreactuación de Lady Gaga, que terminó en body tumbada sobre las escaleras, son algunas de las imágenes que no se van de la memoria. En 2016, la gala futurista del Met no fue entendida por todos y sirvió para que desde Taylor Swift hasta Kim Kardashian o Nicole Kidman acudieran cuajadas de cristales y vestidos con corsés como armaduras en plata. Aciertos y desaciertos siempre los hay que cualquier alfombra roja que se precie, incluso imágenes irreverentes. Si alguien se llevó ese trono en la edición del año pasado fue el actor Jared Leto que apareció con una réplica de su cabeza en su mano derecha, como un personaje más de la Familia Adams. No acertó la cantante y diseñadora Gwen Stefani con su Moschino, ni tampoco la cantante Nicki Minaj que con un vestido de color rosa en raso parecía una adaptación de un traje de bailarina, con los aderezos en pedrería propios de la corte de María Antonieta. Pero además de los peor vestidos, también resaltan los que se saltan el protocolo a la torera. La modelo brasileña Gisele Bundchen, siempre espectacular, acudió luciendo un Atelier Versace en raso color oro en la gala dedicada a los Cuerpos Celestes. El riesgo no se vio por ninguna parte. Aún habrá que esperar a ver qué nos depara la gala de este año. Confiemos en que sea pospuesta y no cancelada. EFE it/lml
EFE
Facebook Twitter YouTube