Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Martes 19 de Noviembre de 2019

Tendencias

Aguascalientes
23°
C
Parcialmente Nublado
clima
23°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
23°
C
Parcialmente Nublado
clima
23°C Parcialmente Nublado
Martes 19 de Noviembre de 2019
CULTURA | 18/10/2019 06:10

Sebastião Salgado, un premio de la paz entre el horror y la esperanza

EFE/EPA/ARMANDO BABANI
EFE/EPA/ARMANDO BABANI (Foto:EFE )
Fráncfort (Alemania), 18 oct (EFE).- El fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, que recibirá el domingo el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes, repasó este viernes en la Feria del Libro de Fráncfort su vida y su trabajo, que ha oscilado entre el horror y la esperanza. De un lado, está el horror de las guerras que ha documentado con su cámara, llegando incluso a enfermarse ante el horror, y de otro las imágenes de santuarios naturales, que invitan a conservar los paraísos que todavía existen. "Tengo esperanza, si todos hacemos algo juntos podemos cambiar muchas cosas", dijo Salgado en un momento de la comparecencia ante la prensa. El premio a Salgado cerrará una edición de la Feria de Fráncfort marcada por debates políticos entre los que también tiene un papel importante la crisis climática por lo que el presidente de la Asociación de Libreros Alemanes, Heinrich Riethmüller, ve al fotógrafo como el mejor galardonado posible este año. "No puedo imaginarme a nadie más apropiado para el premio que Sebastião Salgado cuyo trabajo ha tocado prácticamente todos los grandes problemas de nuestro tiempo como las guerras, la migración y la destrucción de la naturaleza", dijo Riethmüller, al comienzo de la conferencia de prensa. "No sólo ha denunciado problemas sino que también ha hecho algo para cambiar las cosas con su gran programa de reforestación", agregó. Salgado, por su parte, dijo que el premio para él había sido una sorpresa, porque nunca creyó que lo fuera a recibir un fotógrafo, y algo muy valioso por ser un premio de la paz que, dijo, "es algo que necesitamos mucho", "Estoy muy orgulloso, es un premio que significa mucho para mí, ya que es un premio de la paz y eso es algo que necesitamos mucho, sobre todo ahora en mi país donde los pueblos indígenas están pasando por momentos difíciles", dijo el fotógrafo. Salgado calificó la situación actual en Brasil de "desastrosa", no sólo en lo se refiere a la selva, y arremetió en varios momentos contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro, cuyo nombre evitó mencionar y a quien llamó permanentemente como "ese señor". "La selva no se incendia si no ha sido destrozada antes y desde que ese señor fue elegido e invitó a los colonos a destruir la selva empezaron con ello. Podemos ejercer presión, Alemania puede negarse a cooperar económicamente con Brasil si no se respeta la selva y no se respetan los derechos de los indígenas", dijo. "Desde que ese señor fue elegido se han destruido instituciones y no se han reemplazado por nada", agregó. Al margen de la situación actual en Brasil Salgado habló de la historia de su trabajo, que lo ha llevado a muchos lugares del mundo y a fotografiar tanto guerras y masacres como paraísos naturales. Salgado recordó que en determinado momento la confrontación con el horror lo enfermó y que llegó a perder toda esperanza de que hubiera alguna vez un mundo sin guerra. "Cuando volví de Ruanda y de Burundi no tenía esperanza, creí que siempre iba a haber guerras", dijo. Sin embargo, cuando el proyecto de reforestación que inició en la tierra que había sido de familia empezó a tener éxito la esperanza volvió. "Ver cómo todo vuelve a vivir, como los animales vuelven, como vuelven muchas especies de aves, monos, leopardos. Ver que es posible recuperar todo eso me dio otra vez esperanza", agregó. "Podemos destruir el planeta pero el planeta no va a morir, tal vez nos expulse. Pero si hacemos algo todos juntos podemos vivir en paz con el planeta", añadió. Salgado es, después del artista alemán Anselm Kiefer, el segundo Premio de la Paz de los Libreros Alemanes que viene del mundo de las artes visuales y el primer fotógrafo en ser galardonado. El premio se entrega desde 1950, en el marco de la Feria del Libro de Fráncfort, a personas que, según los estatutos, "en el marco de su actividad en la literatura, las ciencias y las artes haya contribuido a fomentar la idea de la paz".
EFE
Facebook Twitter YouTube