Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Miércoles 17 de Julio de 2019

Tendencias

Aguascalientes
17°
C
Parcialmente Nublado
clima
17°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
17°
C
Parcialmente Nublado
clima
17°C Parcialmente Nublado
Miércoles 17 de Julio de 2019
GENTE | 08/07/2019 14:10

La energía de Agatha Ruiz de la Prada y el adiós de Custo, en MNFWMadrid

Varias modelos lucen creaciones de la colección primavera-verano 2020 de la firma Ágatha Ruiz de la Prada, durante la cuarta jornada de la 70 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) celebrada este lunes en el recinto ferial de IFEMA. EFE/Zipi
Varias modelos lucen creaciones de la colección primavera-verano 2020 de la firma Ágatha Ruiz de la Prada, durante la cuarta jornada de la 70 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) celebrada este lunes en el recinto ferial de IFEMA. EFE/Zipi (Foto:EFE )
Madrid, 8 jul (EFE).- La cuarta jornada de la pasarela madrileña comenzó con el que quizá sea el último desfile de Custo Barcelona España, continuó con la energía de Agatha Ruiz de la Prada, la sofisticación de Hannibal Laguna y la propuesta de Duyos, inspirada en la naturaleza de Costa Rica. Custo Barcelona deja España para instalarse en Italia, después del acuerdo alcanzado con Velmar, que ampara firmas como Alberta Ferreti o Moschino, una alianza que el diseñador califica de histórica. "Es como si a un piloto le ficha Ferrari". Una alianza que será de "largo recorrido", en palabras de Custo Dalmau, que ha asegurado a Efe que es "un acuerdo histórico" por el que la firma se va de Barcelona a Italia, desde donde se organizará la producción y distribución a nivel mundial de sus prendas. Sobre la pasarela se han visto monos, vestidos trenzados, lazadas, cuerpos engarzados con bandas laterales, bikinis y dos magníficos canguros estampados, además de vestidos con flecos y blusas de efecto tornasolado, prendas confeccionadas con organzas técnicas o nailon. La esposa del cantante Julio Iglesias, Miranda Rijnsburger, ha demostrado ser una admiradora incondicional de Agatha Ruiz de la Prada al sentarse en primera fila de su desfile, junto a su hijo mayor y su novia. Agatha Ruiz de la Prada ha adoptado la comodidad como bandera, "es lo más importante en la moda", asegura, un objetivo que pone en practica con prendas que visten a la mujer de la mañana a la noche. "Se puede ser moderna y lucir sexy, pero cómoda", dice mostrando tops y pantalones ajustados de estilo deportivo, con estampados que tienen los palos de golf como protagonistas, faldas acolchadas, sin dejar de lado sus icónicos corazones. Dibujos geométricos, faldas plisadas, vestidos de topos y diseños en terciopelo han puesto el broche final a esta colección con la que ha querido celebrar el 75 aniversario de la revista ¡Hola!. Más de tres décadas lleva Hannibal Laguna cosiendo vestidos, una prenda en que refleja su ADN, identidad, estilo y creatividad como se ha visto esta tarde en la pasarela madrileña. El venezolano, en esta nueva colección, continúa la línea anterior y apuesta por una explosión de color. Destacan los vestidos de noche con bordados tridimensionales, llenos de volúmenes y con contenidas transparencias que dejan al descubierto escotes y espaldas. La arquitectura y la exuberante naturaleza costarricense son las que han inspirado a Duyos para construir sobre telas exquisitas una colección de colores impactantes, con rojos intensos, clorofila en blusas y verde agua en pailletes de vestidos y camisolas. "Pura vida", la popular frase con la que recibe Costa Rica, cobró vida sobre la pasarela. Con un respeto absoluto a la cultura del país centroamericano, Duyos trasladó esa "riqueza artística de una manera muy personal" a las prendas. Añade a cada "look" complementos elaborados por artesanos locales como los pendientes que lucieron las modelos: hojas de palmera, creados a partir de "residuos de plástico reciclados" o las coronas de cristal y metal que representan las hojas de las plantas del café. La vistosidad del color de pájaros como las lapas sirve para crear falda y blusa, de escote vertiginoso, con lentejuelas de rojo intenso mientras que la belleza del aguamarina del mar se plasma en un vestido de líneas rectas, para dar paso a una blusa de seda con la imagen de un colibrí que se multiplica en negro. El argentino Roberto Torretta hace de la sobriedad su eje con un trabajo en el que resalta la "continuidad" de la colección anterior, con una "sastrería masculina" muy presente, propuestas en las que abunda la superposición, ha explicado el diseñador.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube