Aguasdigital

aguasdigital.com

Espectáculos

Lunes 17 de Junio de 2019

Tendencias

Aguascalientes
29°
C
Mayormente Nublado
clima
29°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
29°
C
Mayormente Nublado
clima
29°C Mayormente Nublado
Lunes 17 de Junio de 2019
ESPECTáCULOS | 24/05/2019 17:40

Cannes apuesta en su sección Una Cierta Mirada por el cine de España y Brasil

Un director brasileño, Karim Aïnouz (en la imagen), y dos españoles, Oliver Laxe y Albert Serra, obtuvieron este viernes los máximos premios de Una Cierta Mirada, sección paralela de la competición oficial de Cannes. EFE
Un director brasileño, Karim Aïnouz (en la imagen), y dos españoles, Oliver Laxe y Albert Serra, obtuvieron este viernes los máximos premios de Una Cierta Mirada, sección paralela de la competición oficial de Cannes. EFE (Foto:EFE )
Cannes (Francia), 24 may (EFE).- Un director brasileño, Karim Aïnouz, y dos españoles, Oliver Laxe y Albert Serra, obtuvieron este viernes los máximos premios de Una Cierta Mirada, sección paralela de la competición oficial de Cannes. Había 18 filmes en liza, nueve de ellos óperas primas, en un apartado que es el segundo en importancia del certamen cinematográfico francés, reservado a las cintas más innovadoras y atrevidas de cineastas menos conocidos o noveles. Los tres premiados, no obstante, son viejos conocidos de Cannes. Aïnouz, recompensado con el Gran Premio por "A vida invisível de Eurídice Gusmão", volvía por tercera vez, tras presentar en 2002 también en Una Cierta Mirada "Madame Satã", su ópera prima, y "O Abismo Prateado" (2011) en la paralela Quincena de Realizadores. Laxe, que se llevó el premio del Jurado por "O que arde", también galardonada con el premio a la mejor banda sonora, ha visto todas sus obras premiadas en el festival. "Todos vós sodes capitáns" (2010) y "Mimosas" (2016), sus dos primeras obras, obtuvieron respectivamente el premio de la crítica internacional y el Gran Premio en las secciones paralelas Quincena de Realizadores y Semana de la Crítica. Y Serra, que presentó la explícita y provocadora "Liberté", suma con esta cuatro participaciones: en 2006 presentó en la Quincena "Honor de Caballería", dos años más tarde mostró ahí también "El cant dels ocells", y en 2016, dentro de las sesiones especiales del certamen, exhibió "La muerte de Luis XIV". "Es un honor recibir este premio y espero que conseguirlo haga que la situación de las mujeres en el mundo mejore", dijo a EFE Aïnouz, que se lo dedicó tanto "al futuro de Brasil" como a la "impresionante" Fernanda Montenegro, una de las actrices más conocidas de su país y una de las protagonistas de su filme. Laxe confió en que estos dos reconocimientos a una "película chiquita" -la primera en gallego en la historia del festival- sobre un pirómano que regresa a casa tras cumplir condena, legitime a directores que, como él, están en "la periferia". Se los dedica, según dijo a Efe, a "tantos otros cineastas a los que en España les cuesta hacer este cine un poco más esencial, un cine más afirmativo y de luz". Para Serra, que retrata sin filtros cómo un grupo de libertinos del siglo XVIII satisfacen sus filias en una noche en un bosque, es un reconocimiento a su forma de hacer cine. "Hay que tomárselo con alegría el día que toca y olvidarlo rápidamente porque lo que cuenta es cumplir el deber de la próxima película", señaló. El cine, según Serra, tiene dos vertientes: "Una más de entretenimiento para el público, pero también una como forma de arte, y esta es la que cuenta. A veces puede ser difícil conjugar las dos cosas, pero tampoco es imposible", añadió con la intención de seguir un camino que ve válido para él y para la evolución del cine. Un estilo que ha encontrado más eco en países como Francia y no en España, algo que aseguró que se debe a que tienen una tradición cinematográfica más fuerte. "Pero no hay que quejarse, no me siento ningún maldito a pesar de que es difícil", agregó. El premio a la mejor dirección se lo llevó el ruso Kantemir Balagov por "Beanpole"; y la distinción "coup de coeur" (flechazo) del jurado fue "ex aequo" para "La femme de mon frère", de la canadiense Monia Chokri, y "The climb", del estadounidense Michael Angelo Covino. Por su parte, la italiana Chiara Mastroianni se alzó con la mejor interpretación por "Chambre 212", del francés Christophe Honoré, mientras que el también francés Bruno Dumont recibió por "Jeanne" la mención especial del jurado. El jurado estuvo presidido este año por la directora libanesa Nadine Labaki, nominada al Óscar en la última edición por "Capharnaüm", y que estuvo acompañada en esa labor, entre otros, por el cineasta argentino Lisandro Alonso. "Ha sido un placer bucear en la diversidad de la selección. Diversidad a muchos niveles, no solo temática, sino en la forma en que cada filme usa las herramientas cinematográficas y en el retrato de los personajes", concluyó la presidenta la víspera de que este sábado el Festival de Cannes entregue su palmarés.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube