Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Miércoles 19 de Junio de 2019

Tendencias

Aguascalientes
24°
C
Mayormente Nublado
clima
24°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
24°
C
Mayormente Nublado
clima
24°C Mayormente Nublado
Miércoles 19 de Junio de 2019
CULTURA | 22/05/2019 13:10

Londres saca de la oscuridad ochenta años de arte de Luchita Hurtado

Fotografía facilitada por la galería Serpentine Sackler de Londres de algunas de las obras creadas por la casi centenaria pintora venezolana Luchita Hurtad. EFE
Fotografía facilitada por la galería Serpentine Sackler de Londres de algunas de las obras creadas por la casi centenaria pintora venezolana Luchita Hurtad. EFE (Foto:EFE )
Londres, 22 may (EFE).- La casi centenaria Luchita Hurtado (Venezuela, 1920) vivió su juventud y madurez en otro siglo en el que, como mujer, nunca se planteó mostrar o comercializar las obras que creaba en la intimidad de su hogar, hasta que los nuevos tiempos sacaron del ostracismo su arte. La galería Serpentine Sackler de Londres le ha dedicado su primera exposición en solitario en una institución pública, presentada este miércoles bajo el nombre de "I Live I Die I Will Reborn", y en la que se exploran ochenta años de carrera, desde sus primeros trabajos hasta la actualidad. Asentada en Los Ángeles desde 1951, después de un periodo nómada que le sacó de su Venezuela natal con ocho años y que le llevó a Nueva York, Ciudad de México y Mill Valley (California), Hurtado no ha dejado en ningún momento de plasmar su original visión del mundo a través de sus creaciones, en las que el cuerpo y la naturaleza toman un papel preponderante. Una mirada que este año le ha valido la incursión en la lista de las cien persona más influyentes de 2019 de la revista "Time" y de la que el público londinense podrá disfrutar a partir de mañana y hasta el 20 de octubre en los jardines de Kensington, donde se ubica la célebre galería Serpentine Sackler, diseñada por la arquitecta Zaha Hadid. Un centenar de obras cuelgan de las paredes de este luminoso espacio de 900 metros cuadrados a través del cual el visitante se adentra en el universo Hurtado y en el que las formas abstractas conviven con las representaciones de su propio cuerpo, y con su idea de la naturaleza y del cosmos. Una de las representaciones más recurrentes de la muestra y que más llamará la atención del espectador es la manera en la que la venezolana representa el cuerpo femenino, como si se tratara de un paisaje en el que los pechos son montañas. Esa mezcla entre lo trascendental de la naturaleza y lo mundano del cuerpo puede apreciarse asimismo en algunas de sus obras más recientes, en las que de las piernas abiertas de una mujer emerge un sol naciente. Según explican los organizadores de la exposición, el interés de la artista por esta conexión nació en 1946 cuando vio las primeras fotografías de la tierra tomadas desde el espacio. Los trabajos catalogados como "I AM" cobran en el conjunto un peso especial, gracias a la unión que se crea entre la artista y el observador, que toma el punto de vista de la propia autora cuando mira su cuerpo mientras realiza tareas cotidianas como comer. Los ojos del que mira son como la cabeza de Hurtado que, desde arriba, se observa a sí misma y lo que hay a su alrededor, un efecto que casa a la perfección con toda una trayectoria pictórica entrelazada con su propia vida. Una longeva existencia en la que le ha dado tiempo a experimentar con una pluralidad de técnicas y estilos que han enriquecido su obra hasta convertirla en objeto de culto. Otra de las facetas que caracteriza los cuadros de esta, no solo pintora, sino también poeta, ecologista, feminista y activista es su preocupación por el planeta tierra. "Tengo una responsabilidad con el mundo, mi planeta" es una cita de Hurtado, que en los últimos doce meses ha trabajado en una serie de obras en las que muestra su compromiso en este sentido y, además, pone de manifiesto su capacidad para seguir entregada a su trabajo a los 98 años. Dividida en ocho partes que acogen las ocho décadas de su recorrido personal y profesional de forma cronológica, esta muestra rinde el merecido homenaje a una prolífica artista en el ocaso de su vida. Por Paula Baena Velasco
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube