Aguasdigital

aguasdigital.com

Espectáculos

Viernes 20 de Septiembre de 2019

Tendencias

Aguascalientes
26°
C
Parcialmente Nublado
clima
26°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
26°
C
Parcialmente Nublado
clima
26°C Parcialmente Nublado
Viernes 20 de Septiembre de 2019
ESPECTáCULOS | 19/05/2019 11:40

Gaspar Noé, polémico, pero menos, en Cannes

La actriz francesa Beatrice Dalle y el realizador francoargentino Gaspar Noé. EFE
La actriz francesa Beatrice Dalle y el realizador francoargentino Gaspar Noé. EFE (Foto:EFE )
Cannes (Francia), 19 may (EFE).- Al realizador francoargentino Gaspar Noé le gusta provocar, con su cine y con sus declaraciones, pero con su último trabajo, "Lux AEterna", presentado fuera de competición en Cannes, se ha moderado en su propuesta y en su discurso, aunque hoy reconoció que le gusta el cine "un poco friki". Una película de 52 minutos de "cine dentro del cine" protagonizada por Charlotte Gainsbourg y Béatrice Dalle, rodada "a toda velocidad" y en la que al comienzo Noé "no sabía para nada lo que iba a pasar", según explicó hoy en rueda de prensa. Proyectada fuera de competición, "Lux AEterna" comienza con una frase de Fiódor Dostoyevski en la que asegura que ninguna felicidad es comparable a la que siente un epiléptico antes de una crisis, toda una declaración de intenciones por parte de Noé, que parece buscar que el espectador llegue justo a ese punto antes del ataque. Con un guion que apenas tenía dos líneas, las actrices confiaron a ciegas en el realizador y hoy reconocieron que el rodaje fue muy divertido y que les hubiera gustado que se prolongara meses y no días. "Hubo mucha más libertad", explicó Gainsbourg, para quien el peor rodaje es uno aburrido. "Prefiero las cosas excesivas, difíciles, que te demanden esfuerzos y que incluso sean dolorosas", agregó. Mientras que Dalle se encontraba en su elemento. "A mí me lanzas una idea y me gusta que luego en el proceso te vayas dando cuenta de adonde vas". Gainsbourg y Dalle se interpretan a sí mismas en la historia de un rodaje de un filme en el que la primera es la actriz y la segunda la directora. Una película con una estética muy cuidada, con un predominante tono anaranjado y que es la cuarta parte del proyecto internacional de arte SELF, comisariado por el director creativo de Yves Saint Laurent, Anthony Vaccarello. Fue una propuesta de Vaccarello a Noé, que aceptó sin siquiera haber una idea o un guion porque tenía ganas de trabajar con las dos actrices. "Era como una invitación a una fiesta en la que no sabes si va a haber comida o música", señaló el realizador, para quien lo importante al final de cada proceso es "la calidad del cine". Un cine, el de Noé, cuya cualidad principal es sorprender e incluso molestar al espectador, tanto que se oigan gritos durante las proyecciones, como ocurrió en el pase de su película en Cannes. "Durante las escenas de violencia la gente chillaba en la sala", algo que el director imaginaba que ocurriría. "Por eso puse el sonido muy fuerte, para que no se escucharan los gritos", dijo sonriendo. Un sonido muy potente, casi ensordecedor por momentos, y en otras secuencias confuso puesto que la imagen estaba partida, con dos escenas y dos diálogos diferentes que se desarrollaban a la vez. Todo para provocar la reacción de la sala de cine, que es donde Noé quiere que se vean sus películas. "Algunos de los que van son amigos, otros enemigos certificados, no sabes quién está en la sala, y eso es divertido porque la gente va al cine para soñar". "Creo que el cine hay que hacerlo de manera instintiva y no demasiado racional, poner el instinto primero", señaló Noé, aunque reconoció que habitualmente para hacer una película es necesaria una estructura sólida previa y planes "ultradetallados" para lograr financiación. Es, agregó, "muy difícil poder hacer un filme exactamente como quieras", que es justamente lo que ha conseguido con "Lux AEterna", rodeándose de "gente con talento y no tan cerebral".
EFE
Facebook Twitter YouTube