Aguasdigital

aguasdigital.com

Espectáculos

Sábado 23 de Marzo de 2019

Tendencias

Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Sábado 23 de Marzo de 2019
ESPECTáCULOS | 16/02/2019 11:40

Tango y flamenco se dan un "fraternal" abrazo en el Colón de Buenos Aires

El cantante español Antonio Carmona durante un ensayo el 14 de febrero de 2019, en Buenos Aires (Argentina), donde presentará el próximo domingo el espectáculo
El cantante español Antonio Carmona durante un ensayo el 14 de febrero de 2019, en Buenos Aires (Argentina), donde presentará el próximo domingo el espectáculo "El abrazo del tango y el flamenco", con los cantantes españoles Antonio Carmona y Miguel Poveda, y los tangueros argentinos Guillermo Fernández y Ariel Ardit, un "abrazo fraternal" entre los dos estilos musicales. EFE (Foto:EFE )
Buenos Aires, 16 feb (EFE).- El tango y el flamenco, emblemas de la cultura argentina y española, respectivamente, se darán un "fraternal" abrazo este domingo en el majestuoso Teatro Colón de Buenos Aires en un espectáculo sinfónico protagonizado por algunas de las voces más representativas de ambos géneros. Procedentes del país ibérico, Antonio Carmona y Miguel Poveda ya están en la capital argentina para unir su talento al de los tangueros Guillermo Fernández y Ariel Ardit, quienes en una charla con Efe aseguraron que sentían gran "admiración" y respeto por sus invitados, con quienes cantarán temas como "Volver", "Por una cabeza" y "Verde que te quiero verde". "Creo que el tango y el flamenco sí tienen algo interesante que se parecen. Son los dos altamente dramáticos. Son sentimentales y nostálgicos. Sus letras son bastante intensas, pasionales... y por eso yo creo que se unen", destaca Fernández, quien a sus 68 años ya lleva más de medio siglo cantando tango. A pesar de que es la primera vez que coincidirá en un escenario con Carmona y Poveda, el tanguero, que mantuvo una gran amistad con el fallecido Enrique Morente y hace una década grabó el disco "De gitanos y tangueros", remarca que hace años que escucha sus trabajos y que hasta crió a su hija con la música de esos artistas españoles. "Es un abrazo real de cuatro cantantes que sienten admiración y vamos a tratar que la gente pueda recibir ese abrazo musical entre el tango y el flamenco", añade por su parte Ardit, de 44 años. El recital se incluye en la programación del Festival Únicos, que en varias fechas une a artistas nacionales e internacionales en formato sinfónico y en dos emplazamientos: al aire libre en el barrio de Palermo y en el Colón, inaugurado en 1908 y ubicado en la céntrica avenida 9 de Julio. "El tango fuera de la frontera (argentina) cobra la dimensión real en su máximo esplendor. Cada vez que viajamos, muchas veces uno se sorprende de cómo es recibido el tango en lugares con culturas completamente diferentes", reconoce Ardit. En "El abrazo del tango y el flamenco", como se ha denominado el espectáculo, habrá temas que cantarán solos y cruces entre los cuatro. Siempre acompañados de una orquesta sinfónica con el maestro Edgar Ferrer al frente. El primer ensayo juntos, españoles y argentinos y las decenas de integrantes de la banda -formada por miembros de diversas orquestas de Buenos Aires-, tuvo lugar el jueves pasado, aunque llegaba precedido de un intenso trabajo en la distancia transoceánica. "A medida que Edgar Ferrer iba componiendo la música y arreglos iba a enviándonos por mail y por teléfono, cogiendo los tonos y demás", señaló a Efe Miguel Poveda, quien hace ya unos años grabó en el Colón un disco de tangos. En el caso de Ariel "hemos estado en contacto continuo y decidiendo que parte cantábamos cada uno y demás, pero hoy ha sido la realidad. Vernos las caras y estar con la orquesta entera", agregó Poveda. A su lado, Carmona, miembro de una extensa saga de artistas de flamenco e integrante del emblemático grupo de 'flamenco fusión' Ketama, remarca lo importante que es que la gente de fuera de España entienda mejor el genero a través de su música. "El flamenco es un abanico y nosotros entramos dentro de ese abanico y son como pinturas. Cada uno da la mejor versión y yo no dejo de ser flamenco. Si hay que tocar una seguidilla, soleá o bulería lo sé tocar. Agarro un cajón y lo sé hacer", subraya, convencido de la fidelidad del público latinoamericano. "El español es... vamos a dejarlo ahí... son diferentes. Cambian... en nuestro país somos muy modernos. Cambiamos de una cosa a otra, ¿no? Y aquí a la gente que lleva toda la vida en América la respetan muchísimo", destaca el músico durante un paréntesis en uno de los ensayos. Al igual que se escenificará en la capital argentina, el espectáculo llegará en septiembre a España. "El abrazo del flamenco y el tango consiste en un abrazo fraternal de respeto, de amor mutuo y admiración mutua por las diferentes músicas", dice un rotundo Poveda. "A mí, por la parte que me toca, en el flamenco, cuando veo que la gente de fuera lo respeta y ama es un orgullo, es una alegría y da esperanza", concluye. Rodrigo García
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube