Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Viernes 19 de Abril de 2019

Tendencias

Aguascalientes
11°
C
Despejado
clima
11°C Despejado
Aguascalientes
11°
C
Despejado
clima
11°C Despejado
Viernes 19 de Abril de 2019
CULTURA | 08/02/2019 03:40

El particular Nueva York de Basquiat expuesto en Holanda

La reina Máxima de Holanda asistió la semana pasada a la inauguración de una exposición del artista estadounidense Jean-Michel Basquiat en Heerlen, Holanda. EFE
La reina Máxima de Holanda asistió la semana pasada a la inauguración de una exposición del artista estadounidense Jean-Michel Basquiat en Heerlen, Holanda. EFE (Foto:EFE )
La Haya, 8 feb (EFE).- La obra y la vida del legendario artista Jean-Michel Basquiat son protagonistas de una exposición en el centro de arte Schunck, en el sureste de Holanda, que analiza la etapa previa a su fama, su particular Nueva York, su relación con Madonna y sus colaboración con Andy Warhol. "Él saltó a la fama muy rápido. Por eso esta exposición intenta mostrar quién era Jean-Michel antes de ser Basquiat. Llegaba a recoger cosas de la basura y llevarlas a su casa para hacer arte de ellas. Una vez puso una televisión dentro de la nevera y empezó a hacer fotos de ello. Estas imágenes y sus notas sobre su arte están en la exhibición", explicó a Efe la directora de este proyecto, Sandra Uijlenbroek. Basquiat, el autor de la obra "Sin Título" (1982) que recaudó 110 millones de dólares en una subasta en 2017, tuvo una vida temprana igual de atractiva que sus pinturas, por la que pasaron su amistad con el neoyorkino Keith Herring, una Madonna con el corazón roto por la adicción a la heroína de su admirado pintor, su colaboración con el artista Andy Warhol y sus aventuras y experiencias callejeras. La exposición comienza en el barrio de East Village de Nueva York: en 1979, Basquiat se mudó a un apartamento en un edificio en ruinas junto a su amiga, la bióloga celular Alexis Adler, ambos afectados por la situación económica de una ciudad donde reinaban las demoliciones, el mal olor en las calles y las ratas invadiendo las bolsas de basura acumuladas en las esquinas. El artista, entonces un chaval de 19 años, hijo de un haitiano y una puertorriqueña, no tenía ni un dólar en el bolsillo para comprar los lienzos donde podía pintar, pero él supo aprovechar los huecos blancos en las paredes, la nevera, la calefacción, la ropa y hasta las puertas para plasmar su arte. "La gente conoce a Basquiat principalmente como un pintor pero también hizo música y empezó como un artista de grafitis en la calle. Aquí nos fijamos en la etapa anterior a su fama. Lo bonito es ver ya en sus primeros trabajos las señales de su estilo. Es otra parte de su historia en la que no se ha puesto mucha atención antes", añade Uijlenbroek. Después del "apartamento", los visitantes de esta muestra salen hacia "las calles de Nueva York", donde se expone una increíble serie de fotografías de SAMO, la etiqueta con la que Basquiat firmó su arte al principio y que apareció, dos años más tarde, en las escaleras de su residencia, sacando a la luz el nombre real del artista. La tercera parte se centra en el "Show de Times Square" (1980), una iniciativa del "bloque más sórdido de América", un grupo de cien artistas, entre ellos Basquiat, que apostó por mostrar su talento en los cuatro pisos de un antiguo burdel con videoarte, dibujos, presentaciones, fotografías, música, en verano de 1980. El espectáculo, una muestra antisistema de un nuevo movimiento artístico, estaba abierto las 24 horas del día y liderado por unos cien artistas. Las imágenes lo muestran como un joven que lo había intentado todo en busca de su estilo y de su forma, un artista que empezó escribiendo porque "cuando lees sus textos, entiendes por qué una vez dijo que prefería ser un escritor y no un pintor", pero que también tocó el clarinete y probó con la música. La propia reina Máxima de Holanda, junto con Adler, inauguraron esta semana la exhibición en este centro cultural situado en la ciudad de Heerlen, cerca de Maastricht, al que se espera que acudan hasta el próximo junio unos 30.000 admiradores de la estrella mundial que dejó un gran legado artístico tras su fallecimiento a los 27 años, en 1988. Basquiat es autor de unas mil pinturas y dos mil dibujos que hizo en tan solo diez años. Murió joven a causa de una sobredosis. Imane Rachidi
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube