Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Domingo 18 de Agosto de 2019

Tendencias

Aguascalientes
26°
C
Mayormente Nublado
clima
26°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
26°
C
Mayormente Nublado
clima
26°C Mayormente Nublado
Domingo 18 de Agosto de 2019
GENTE | 19/01/2019 08:10

Loewe se estrena en la pasarela masculina de la mano de Jonathan Anderson

Una silueta fluida para una
Una silueta fluida para una "masculinidad incongruente" que enfrenta sastrería y prendas extraídas de los deportes de equipo. EFE (Foto:EFE )
París, 19 ene (EFE).- Tras cinco años al frente de la dirección creativa de Loewe su diseñador, Jonathan Anderson, dio un paso inédito para la firma española al presentar por primera vez en un desfile dentro de la Semana de la Moda de París su colección masculina. Un avance para la marca referente de pieles y accesorios, que con el creativo norirlandés se está convirtiendo además en una de las más deseadas dentro de la industria del lujo gracias a una combinación de artesanía, innovación e inspiración artística. "Anderson ha comprendido lo que buscábamos. Lo que hace es creativo pero deseable. A veces lo que es muy intelectual parece más bien una obra de arte, pero esto te dan ganas de llevarlo", dijo a Efe Sidley Toledano, presidente ejecutivo del grupo LVMH al que pertenece la marca. Toledano dijo sentirse muy vinculado a Loewe por sus orígenes españoles -su padre nació en Marruecos cuando el país era una colonia de España- y consideró que Anderson (1984) respeta los códigos de la casa, poniendo en valor el saber-hacer de sus talleres. "Pero le da una modernidad sin caer en la ropa de calle", opinó. Para el desfile de su colección invernal, que tuvo lugar en la sede de la Unesco junto a un decorado de obras de arte del artista alemán Franz Erhard Walther, Anderson sacó sus mejores armas: tejidos nobles, como lana de cashmere para los abrigos, elaborados con bufandas de flecos, y pieles en estampado de cocodrilo que sirve para decorar chaquetas y túnicas. Una silueta fluida para una "masculinidad incongruente" que enfrenta sastrería y prendas extraídas de los deportes de equipo. Los "cardigans" se llevaron anchos y decorados con cintas de cashmere, como si fueran del revés, para evocar "los procesos naturales de la artesanía", mientras que los trajes y chaquetas se colorearon en rosa, en una colección ligeramente más pop que las últimas de hombre que presentaba a puerta cerrada en la sede de Loewe en París. Otras firmas del grupo LVMH, como Dior y Givenchy, también señalaron esta semana durante las presentaciones de sus colecciones otoño-invierno 2019/2020 su voluntad de crear un "prêt-à-porter" más sofisticado para poner en valor las técnicas de sus talleres. Una decisión que deja ver por dónde van las demandas de los clientes del lujo. La inspiración fue diversa, según declaró Anderson a los medios entre bambalinas, variando desde el mundo de la pesca al inicio de los años ochenta e incluso al mundo vaquero del oeste o a la galaxia, que se vio por ejemplo en piedras preciosas decorando jerséis de lana estilo inglés. Propuso ampliar los volúmenes, con mangas extralargas o camisas que sobresalen por debajo de un traje de chaqueta ajustado llevando por encima un gran anorak. "Me interesa ver cómo puedes tomar un básico y convertirlo en moda. Como haces una pieza de punto para que el consumidor que la vea en la tienda si quiere comprar un 'look' pueda llevarse solo el jersey y conseguir todo el impacto del estilismo", dijo Anderson. El norirlandés no pierde de vista el potencial comercial de sus creaciones y suele añadir accesorios y prendas divertidas que se convierten en carne de cañón para redes sociales e "influencers". En este caso fueron los monederos de piel colocados en grupo gracias con una cinta elástica en torno a gorras (de piel y con orejeras, como las de "baseball") o como si fueran un collar. Además de ser el responsable de las líneas de mujer y hombre, el creativo presta atención a la imagen que Loewe da al gran público y, desde su llegada, lanza simultáneamente con los desfiles las imágenes publicitarias de la colección que presenta con fotografías del estadounidense Steven Meisel. En este caso ya desde este jueves los carteles decoraban las principales marquesinas de la capital francesa. En los accesorios apostó por botas altas tipo "calf" con cremalleras cerradas combinadas con jerséis holgados y túnicas de punto, y recuperó el bolso modelo "Puzzle", fabricado en piel bruñida y trenzada a mano; y el modelo "Saddle Gate" que introdujo en tamaño gigante para la línea masculina. Por María D. Valderrama
EFE
Facebook Twitter YouTube