Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Jueves 18 de Julio de 2019

Tendencias

Aguascalientes
15°
C
Mayormente Nublado
clima
15°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
15°
C
Mayormente Nublado
clima
15°C Mayormente Nublado
Jueves 18 de Julio de 2019
CULTURA | 18/01/2019 11:10

Una exposición de 25 fotografías de vulvas quiere romper "tabúes" en Chile

Personas visitan la exposición
Personas visitan la exposición "Vulva la flor de mi vida" el pasado 17 de enero de 2019, en Santiago (Chile). EFE (Foto:EFE )
Santiago de Chile, 18 ene (EFE).- En una sala cerca del centro de Santiago, 25 fotografías de vulvas de distintas mujeres, que han sido pintadas y decoradas por ellas mismas, forman un gran triángulo con el que la autora de esta exposición quiere romper "tabúes" sobre esta parte del cuerpo femenino tan "escondida e invisibilizada". La artista Melisa Vargas (1987, Colombia) decidió hace dos años empezar con el proyecto "Vulva, la flor de mi vida" que la ha llevado a fotografiar los genitales de 25 mujeres, con edades comprendidas entre los 24 y 48 años. "La primera vez que intenté iniciar esta exposición, solo encontré a cinco mujeres dispuestas a retratarse. Hace pocos meses decidí volver a probarlo y la respuesta fue muy amplia", explicó en declaraciones a Efe la creadora de esta obra, que podrá verse gratuitamente en la Casa Revueltas hasta el próximo 22 de enero. Vargas, quien estudió cine y fotografía, contactó con las voluntarias a través de sus redes sociales y las invitó a llevar a la sesión fotográfica un objeto con el que identificaran a sus genitales, entre los que se pueden ver flores, libros y velas. Tras conversar con cada una y retratar su vulva de distintas formas, la fotógrafa imprimió las imágenes en una tela en blanco y negro y las devolvió a las participantes para que ellas mismas las "intervinieran" y decidieran cómo presentarlas. En la exposición se pueden observar las imágenes coloreadas con pinturas, bordadas con hilos o con telas pegadas. Todas las fotografías están colocadas en forma triangular para simular, a su vez, una gran vulva. El proyecto nació de la voluntad de la artista de descubrir esta parte que sentía tan "escondida" por todo lo que había escuchado acerca del cuerpo de la mujer "en la escuela, la familia, la Iglesia y la calle". "Vi que durante toda mi vida me habían inculcado que la vulva era fea, que si tienes un labio más grande que el otro te puedes operar. También siento que nos inculcaron que no la podemos mostrar o tocar. Una acaba pensando que abajo tiene una desgracia", explicó Vargas. La autora también quiere desligar el "dolor" de esta parte del cuerpo relacionada con la menstruación y el parto. "Creo que con este tipo de acciones las mujeres estamos recuperando nuestro lugar al relacionarnos de una forma distinta y sin sufrimiento (con los genitales)", agregó Vargas. Con este proyecto, la artista también constató que la vulva no solo está "invisibilizada desde el propio cuerpo femenino" sino que tampoco "se nombra socialmente" o se denomina "erróneamente vagina". "La vulva nunca se muestra en lugares fuera de la intimidad y, en los casos en los que se hace, es desde un lugar muy rudo, como el porno", agregó. Según explicó esta fotógrafa colombiana, la exposición también le sirvió para mostrar que todos los genitales femeninos tienen formas distintas y que cada mujer tiene una relación diferente con ellos. Vargas, que también es terapeuta, sostuvo que el proyecto ha sido un proceso colectivo en el que no solo se ha sentido ella "movida" sino que todas las mujeres que han participado han hecho una gran introspección al mirarse a sí mismas y decidir cómo presentar sus imágenes. La muestra "Vulva, la flor de mi vida", inaugurada esta semana, por el momento ha contado con un público ampliamente femenino. "El otro día me preguntaron si podían asistir hombres a la exposición y por supuesto que sí. En realidad son los que más tienen que venir porque a ellos también se les ha negado esta mirada de la vulva", explicó Vargas. La intención de la artista, quien dedica esta primera exposición a su madre, es mostrar estas fotografías en otros lugares para que no se queden en "un cajón". Además, Vargas planea realizar nuevas versiones de este proyecto con mujeres distintas y hacer un libro de recopilación con todas las imágenes. Patricia López Rosell
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube