Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Miércoles 16 de Enero de 2019

Tendencias

Aguascalientes
20°
C
Mayormente Nublado
clima
20°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
20°
C
Mayormente Nublado
clima
20°C Mayormente Nublado
Miércoles 16 de Enero de 2019
CULTURA | 18/12/2018 10:40

Rébecca Dautremer: "Sueño que Jacominus sea un libro para toda una vida"

La artista francesa Rébecca Dautremer. EFE/Archivo
La artista francesa Rébecca Dautremer. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Madrid, 18 dic (EFE).- Jacominus Gainsboroug es un conejo, un animal dulce, sabio, reflexivo y lleno de sabiduría vital con el que la ilustradora francesa Rébecca Dautremer se ha volcado en el público infantil con el "sueño" de que sea un personaje que acompañe a los niños a lo largo de su vida. "Las ricas horas de Jacominus Gainsboroug": así se llama esta joya de la ilustración creada por Dautremer, el alma mater de una escuela de dibujantes que han convertido esta disciplina artística en un mundo de sueños, magia y realismo para hacer llegar a los lectores universos paralelos en los que perderse. Pero en esta ocasión, la francesa (Gap, 1971) regresa a un sector "olvidado" durante años, el de la infancia, un territorio en el que se ha movido como pez en el agua porque en el fondo, detrás de Jacominus, está ella y cómo quiere que los pequeños vean la vida. "Quería contar toda una vida, desde las primeras horas del nacimiento hasta la muerte, y así creo que me apoyé sin quererlo en mis propias experiencias. Quería decir las cosas que me apelan, y sin querer surgieron mis propias emociones de una manera desinteresada", cuenta a Efe en el Museo ABC del Dibujo y la Ilustración, donde hoy se presenta la edición en español de su obra. Consciente de que las reflexiones de su conejo no llegarán a los niños con toda la carga emocional que tienen, Dautremer confiesa que por eso su sueño es que se trate de una obra que se "quede en casa" como un libro al que acudir para entender valores como el amor, la familia, la amistad o la muerte. "Es un libro para toda una vida", afirma. Y porque habla de la espina dorsal de cualquier vida, la ilustradora -considerada una de las mejores del mundo- ha acudido al mundo animal para explicar todo aquello que, en mayor o menor medida, le va a pasar a todo el mundo. "Lo que he querido hacer es mezclar los momentos duros con los dulces, porque así es la vida (...) He creado este mundo paralelo para que se puedan aguantar mejor temas duros como un entierro u otros. Hacerlo con animales me permite hacerlo sin tener reparo y así podemos identificarnos con los personajes pero con distancia", asegura. Según recuerda, este trabajo de dos años de duración, donde los más pequeños se entretendrán buscando a Jacominus en hermosas ilustraciones llenas de personajes -como si de un "Buscando a Wally" se tratara- arrancó como un proyecto de 12 páginas con "pequeñas frases", pero "poco a poco" este conejo de ojos infinitos fue "cobrando vida". "Es la primera vez que me siento tan ligada a un personaje -cuenta- conforme lo iba dibujando él me fue diciendo que podía decir algo más de la vida". Así, Dautremer somete a Jacominus a la superación de un accidente en su juventud, a convivir con una cojera que le deja "una pata chula", a enamorarse, casarse, tener hijos y rodearse de amigos. Hasta que llega su hora final y nos vuelve a dar otra lección. "No he sido ningún héroe, y mi vida ha sido sencilla. He vivido una vida modesta, valiente y plena. Una hermosa vida que ha cumplido con creces su cometido (...) Y vieja amiga, ¿sabes qué? ¡Ha valido la condenada pena vivirte!", dice Jacominus bajo un almendro en flor digno del mejor paisajista. Según adelantó Dautremer, esta "implicación" en el texto -algo que ha hecho por primera vez- ha desembocado en una "larga vida a Jacominus", un personaje de nombre "fuerte y con personalidad" que se será también el protagonista de próximos trabajos. Pilar Martín
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube