Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Tendencias

Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Aguascalientes
10°
C
Soleado
clima
10°C Soleado
Miércoles 19 de Diciembre de 2018
GENTE | 19/11/2018 13:10

Kurdos iraquíes conmemoran el nacimiento de Mahoma con rituales tradicionales

Miembros de la secta Islámica Sufi participan en un ritual religioso en Akra (Irak) hoy que conmemora el nacimiento del Profeta Mahoma. EFE
Miembros de la secta Islámica Sufi participan en un ritual religioso en Akra (Irak) hoy que conmemora el nacimiento del Profeta Mahoma. EFE (Foto:EFE )
Erbil (Irak), 19 nov (EFE).- Cientos de seguidores de la orden musulmana sufí Al Qadiriya conmemoran hoy el nacimiento del profeta del islam, Mahoma, con rituales tradicionales que incluyen la introducción de objetos punzantes en el estómago para probar la fe en dios y en su mensajero, nacido en el año 571 d.C. En las montañas de la región autónoma del Kurdistán iraquí, en la localidad de Akre, se encuentra el mausoleo del jeque Abdelaziz ibn Abdelqader al Kilani, hijo del fundador de la orden Al Qadiriya en el S.XI, al que cada año acuden sus seguidores, así como fieles de otras partes de Irak y de otros países musulmanes. Los rituales tradicionales empiezan a primera hora de la mañana en la sala destinada a las ceremonias religiosas dentro del complejo del mausoleo, en el que también está la tumba del jeque Abdelaziz y una mezquita. Los fieles realizan rezos colectivos, en los que tocan tambores y otros instrumentos, y entonan cánticos religiosos en los que expresan su amor al profeta. En un círculo, los integrantes de la orden bailan y se balancean al ritmo de los tambores de forma repetitiva e hipnótica y mueven la cabellera, que la mayoría llevan larga y voluminosa, incluidos los hombres ancianos. Los rituales de Al Qadiriya se diferencian del resto de celebraciones por el nacimiento del profeta en Irak y, en general, al ser una orden sufí sus ceremonias son de tipo místico, en las que introducen la música y la danza. Al mediodía, los seguidores y los cientos de fieles y curiosos que acuden cada año a esta celebración almuerzan juntos antes de seguir con los rituales, que en el día de hoy tienen lugar en el mausoleo y proseguirán los próximas días en otros puntos sagrados de Akre. El encargado del mausoleo, el jeque Said al Barzanyi, explica a Efe que cada año se conmemora el nacimiento del profeta en todos los mausoleos de la ciudad: "Cada día se celebra en uno diferente de aquí a final de mes, con los mismos rituales". Algunos de los asistentes se hacen introducir pinchos de hierro en el estómago como prueba de fe. También espadas y otros objetos punzantes pueden emplearse en los rituales, aunque no es el aspecto principal de estos. El "califa" de la orden en Akre, el jeque Aziz Eisa Abdelrahman, asegura a Efe que el uso de pinchos o cuchillos y espadas es "limitado": "Sólo se emplean cuando notamos que hay personas con poca fe, para enseñarles que dios es el que puede dar la vida y quitarla, y no hace ningún daño a la persona que le adora". "Nuestros rituales se centran en la adoración de dios y su profeta Mohamed", agrega. Abdelrahman destaca que a este lugar remoto del Kurdistán acuden fieles de todo el mundo, de Turquía, Pakistán, la India y Oriente Medio, seguidores de esta orden religiosa que se cree que se originó en Irak, pero tiene ramas en otros países. "En Irak hay muchos seguidores árabes (además de los kurdos) y en esta ocasión se reúnen todos los componentes de la sociedad, lo que fortalece el amor entre nosotros porque sólo buscamos adorar a dios y al profeta", indica Abdelrahman, en referencia a las tensiones sectarias o étnicas que existen en el país. Los fieles kurdos se pueden distinguir por su vestimenta tradicional, con pantalones bombachos y una faja a la altura de la cintura. Los que vienen de más lejos incluso pasan la noche en el mausoleo. Por ejemplo, el jeque Yasen Mohamed Aziz procede de la provincia de Kirkuk y afirma que cada año acuden a Akre para esta festividad y para reunirse con el califa de la ciudad. "Esta ocasión marca la fe de todos los musulmanes y la renovación del juramento de lealtad a Mohamed", subraya. Por su parte, el califa Hashem al Samak guía a un grupo de fieles de la ciudad iraquí de Mosul, que estuvo controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) entre mediados de 2014 y mediados de 2017. "Venimos para celebrar el nacimiento del profeta en Akre con nuestros hermanos kurdos y luego lo celebraremos en Mosul. Ahora podemos celebrarlo en todas las ciudades de Irak", destaca en referencia a la prohibición del EI de todas las festividades religiosas y rituales considerados no islámicos por los extremistas. Yaser Yúnes
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube