Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

Tendencias

Aguascalientes
24°
C
Soleado
clima
24°C Soleado
Aguascalientes
24°
C
Soleado
clima
24°C Soleado
Miércoles 21 de Noviembre de 2018
GENTE | 02/11/2018 11:40

Paraguayos celebran el Día de los Difuntos concienciados contra el dengue

Un visitante limpia el espacio donde se encuentran los restos de un familiar en un cementerio en Asunción (Paraguay) hoy, viernes, 2 de noviembre de 2018. EFE
Un visitante limpia el espacio donde se encuentran los restos de un familiar en un cementerio en Asunción (Paraguay) hoy, viernes, 2 de noviembre de 2018. EFE (Foto:EFE )
Asunción, 2 nov (EFE).- Las autoridades sanitarias de Paraguay aprovecharon el Día de Difuntos para concienciar a las personas que acudieron hoy a los cementerios del país para honrar a sus muertos, sobre cómo mantener las tumbas para prevenir la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades como el dengue. El objetivo del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa), institución organizadora de la campaña "Sin criaderos salvamos vidas", es que los cementerios dejen de ser "lugares críticos" de proliferación del mosquito Aedes aegypti, el vector de enfermedades como el dengue o el zika. Para ello, funcionarios del Senepa se colocaron hoy en todas las entradas de la histórica necrópolis asuncena de La Recoleta para "concienciar" a los visitantes "con respecto al uso del agua acumulada y estancada, especialmente en los floreros", explicó a Efe Felipe Medina, uno de los técnicos del Senepa allí desplazados. Esa agua acumulada, continuó, "sirve como un ambiente extremadamente propicio como para que los mosquitos pongan sus huevos" y se conviertan en criaderos de ese insecto que es "el que va a transmitir el dengue, la fiebre amarilla, el zika o el chikungunya". A parte de información útil, como mantener las tumbas limpias y sin recipientes que puedan acumular agua de lluvia, Medina también ofrecía a los visitantes "una bolsita con arena húmeda" para que reemplacen el agua de los floreros. Un día antes de la afluencia masiva de visitantes, las autoridades sanitarias tomaron también la precaución de fumigar los cementerios y eliminar todos los criaderos de mosquitos que encontraron. Además, junto con los encargados de las necrópolis limpiaron y arreglaron las principales vías de las mismas para que luzcan lo más limpio posible en su día de más ajetreo. Otra de las opciones adoptada por algunos dueños de sepulturas es el uso de flores sintéticas para evitar tener que usar agua y prevenir así las enfermedades, según comentó Pablina, una de las que eligieron el Día de los Difuntos para poner a punto el mausoleo familiar. Una opción que no termina de convencer a los numerosos floristas que ven multiplicadas sus ventas estos días y que, en su mayoría, venden flores naturales. En ese sentido, Brígida, que este año cumplió su quinta década como florista, "sólo de flores naturales" en La Recoleta, indicó que recomienda "a los compradores que no las pongan en agua" y, a diferencia de sus colegas, aseguró que ella tiene "muchos clientes todo el año". A parte de los tradicionales ornamentos florales, la tradición paraguaya marca también la colocación de un paño para vestir la cruz que corona cada sepultura, que son limpiadas a conciencia por los familiares que, una vez acicaladas, se sientan delante de ellas durante horas para orar y hablar sobre sus seres queridos. Algunos acudieron al cementerio cargados, además de flores, con los instrumentos de limpieza y la bolsita de arena húmeda, con sillas y comida para pasar el día entero junto a los que ya no están, y todos ellos afirman respetar las indicaciones de los funcionarios del Senepa para prevenir la proliferación de mosquitos. Las autoridades alertan que el clima cálido y las lluvias de las últimas semanas son el caldo de cultivo perfecto para esos insectos y la transmisión del dengue, a pesar de que el último caso positivo de dengue se produjo en julio, según los últimos datos publicados a mediados de octubre por el Ministerio de Salud. No obstante, en 2018 se han producido 3.413 casos de dengue, de los que 15 fallecieron a causa de la enfermedad. En el caso del chikunguña, el número de casos asciende a 67 desde enero, mientras que la incidencia del zika en ese periodo ha sido menor, con cuatro casos confirmados, tres posibles y un caso de microcefalia asociado al zika. En 2013, el país vivió la peor epidemia de dengue de su historia, con 150.000 casos registrados de la enfermedad, que se cobró 252 vidas, en un país de 6,7 millones de habitantes. Alejandro R. Otero
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube