Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Viernes 25 de Mayo de 2018

Tendencias

Aguascalientes
28°
C
Despejado
clima
28°C Despejado
Aguascalientes
28°
C
Despejado
clima
28°C Despejado
Viernes 25 de Mayo de 2018
CULTURA | 16/05/2018 22:40

El teleférico de La Paz estrena museo que busca reencontrar la "esencia" boliviana

El presidente Evo Morales (c) y el gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler (i), inauguran el Museo Aéreo Terrestre Putu Putu, montado en tres estaciones de la línea de color blanco de Mi Teleférico de La Paz, donde se exponen las piezas halladas durante su construcción. EFE
El presidente Evo Morales (c) y el gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler (i), inauguran el Museo Aéreo Terrestre Putu Putu, montado en tres estaciones de la línea de color blanco de Mi Teleférico de La Paz, donde se exponen las piezas halladas durante su construcción. EFE (Foto:EFE )
La Paz, 16 may (EFE).- Un recorrido por la historia de Bolivia y su "esencia", desde el desarrollo de la cultura prehispánica de Tiahuanaco, que data de hace más de 3.000 años, hasta las guerras que enfrentó el país en los siglos XIX y XX, se puede apreciar desde hoy en un museo puesto en marcha en el teleférico de La Paz. Se trata del Museo Aéreo Terrestre Putu Putu, montado en tres estaciones de la línea identificada con el color blanco y en la avenida Busch, en el barrio paceño de Miraflores, que inauguraron el presidente Evo Morales, el gerente de la firma estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, y el alcalde paceño, Luis Revilla. En su discurso, Morales resaltó que "entregar este museo Putu Putu es una alegría, una emoción, una fiesta, son resultados de una gestión de trabajo". "Mi Teleférico no solamente es el encuentro con la modernidad y el futuro que se está brindando a las nuevas generaciones, sino a partir de hoy a través de este museo nos estamos convirtiendo también en un elemento de encuentro con nuestra esencia y con el pasado que tuvimos en este territorio", dijo a su turno Dockweiler. La iniciativa surgió hace tres años a partir del hallazgo de piezas tiahuanacotas durante las excavaciones para la construcción de la línea blanca, explicó el funcionario. Mediante el trabajo coordinado de diversas instituciones, se pudo hallar unas 1.500 bolsas de restos arqueológicos, "muchas de ellas prácticamente trituradas, pero se ha logrado recuperar 265 piezas" que son exhibidas en las estaciones de esta línea, agregó. Entre los vestigios encontrados figuran vasijas, instrumentos de corte y restos de vertederos que pueden aportar más información sobre la vida doméstica de la cultura tiahuanacota. El museo se llama Putu Putu evocando al antiguo nombre que llevaba Miraflores antes de la presencia española en el lugar. La exposición de las piezas va acompañada con paneles que narran fragmentos de la historia y la forma de vida de los habitantes de Putu Putu, su organización política, económica y social. También se explica sobre la primera presencia española en el lugar y cómo fue cambiando hasta convertirse en el actual barrio de Miraflores. Mi Teleférico y la Alcaldía de La Paz trabajaron juntas para remozar doce bustos y tres monumentos de héroes de la independencia boliviana, de las guerras del Pacífico y del Chaco, libradas contra Chile y Paraguay, respectivamente, y de la Revolución de 1952 colocados hace años a lo largo de la avenida Busch. El museo se considera terrestre y aéreo porque una parte de la exhibición está en las estaciones y la avenida y otra se puede apreciar desde las cabinas del teleférico, explicó Dockweiler. Resaltó que es "de acceso libre", pues las exposiciones se sitúan en áreas donde no se requiere pagar para ingresar. La línea blanca del teleférico, inaugurada en marzo pasado, consta de 131 cabinas, tiene una capacidad de transporte de 3.000 pasajeros por hora y permite hacer un recorrido de 2,9 kilómetros entre Miraflores y el barrio de San Jorge en unos 13 minutos. Las cinco líneas de teleféricos que funcionan actualmente en La Paz y en la ciudad vecina de El Alto se constituyen en el sistema urbano de transporte por cable más alto del mundo, al encontrarse entre los 3.600 y 4.000 metros de altitud en la zona andina boliviana. Desde su puesta en marcha, este sistema se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de estas ciudades por las espectaculares vistas de la urbe y de los Andes que se disfrutan desde sus cabinas.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube