Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Domingo 23 de Septiembre de 2018

Tendencias

Aguascalientes
22°
C
Muy nublado
clima
22°C Muy nublado
Aguascalientes
22°
C
Muy nublado
clima
22°C Muy nublado
Domingo 23 de Septiembre de 2018
GENTE | 04/05/2018 07:10

Recuerdan a 700 soldados muertos en la isla escocesa durante la I Guerra Mundial

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. EFE/Archivo
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Edimburgo (Reino Unido), 4 may (EFE).- Las armadas del Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Alemania homenajearon hoy a los 700 soldados que en 1918, durante la Primera Guerra Mundial, perdieron la vida en el hundimiento de dos buques estadounidenses frente a las costas de la pequeña isla escocesa de Islay. La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y la princesa Ana, hermana de la reina Isabel II, asistieron a una ceremonia en que se arrojaron coronas florales al mar y se depositaron ofrendas frente al monumento a los caídos del puerto de Ellen. Los buques británicos SS Tuscania y HMS Otranto se hundieron frente a Islay con ocho meses de diferencia en 1918. El Tuscania casi había completado su viaje transatlántico, en que transportaba a 2.500 tropas británicas y estadounidenses, cuando fue torpedeado por un submarino alemán. La mayoría de su tripulación fue rescatada por la Royal Navy británica, pero más de 200 hombres se ahogaron. Pocos meses después, el Otranto chocó en plena tormenta contra el buque HMS Kashmir mientras viajaban en convoy. Muchas tropas estadounidenses fueron rescatadas, pero las que no pudieron escapar fueron arrastradas hacia un arrecife de Islay que destruyó el barco y provocó la muerte de 470 hombres. Durante el acto, el presidente de la Legión de Escocia, Charlie Brown, resaltó la importancia de mantener viva la memoria de los caídos y asegurar que "el sacrificio de más de 700 militares estadounidenses y tripulantes británicos nunca se olvide". "También rendimos homenaje a la valentía y las acciones desinteresadas de los que estuvieron a bordo del Destructor de la Armada Real HMS Mounsey, que colaboró para salvar a más de 1.800 soldados estadounidenses que de otro modo podrían haber perecido", destacó. Añadió que resulta "conmovedor" que en tiempos "de gran tragedia y pérdida de vidas", prevalezca "el espíritu de camaradería y sentido de pertenencia" que hace que las naciones se unan "con la esperanza de que la paz prevalezca sobre la pérdida de la vida".
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube