Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Martes 18 de Septiembre de 2018

Tendencias

Aguascalientes
15°
C
Muy nublado
clima
15°C Muy nublado
Aguascalientes
15°
C
Muy nublado
clima
15°C Muy nublado
Martes 18 de Septiembre de 2018
GENTE | 05/03/2018 12:10

Christine Phung revitaliza en la pasarela la antigua "maison" Léonard Paris

Una modelo muestra una creación de la colección prêt-à-porter de otoño-invierno 2018/19 de la diseñadora gala Christine Phung para la firma Leonard en el ámbito de la Semana de la Moda de París (Francia) hoy, 5 de marzo de 2018. EFE
Una modelo muestra una creación de la colección prêt-à-porter de otoño-invierno 2018/19 de la diseñadora gala Christine Phung para la firma Leonard en el ámbito de la Semana de la Moda de París (Francia) hoy, 5 de marzo de 2018. EFE (Foto:EFE )
París, 5 mar (EFE).- Las orquídeas más famosas entre las telas de París, las de la "maison" Léonard Paris, fundada en 1958, competirán ahora con los nuevos estampados que la diseñadora Christine Phung ha creado para la firma y que mostró hoy en la pasarela de la capital gala, en un intento de relanzar la marca. Phung, de 39 años, continúa así la ardua tarea que le encomendaron en 2016, buscando el equilibrio entre la tradición de esta casa, famosa por sus estampados florales en seda, y la necesidad de renovarse. A las camisas de coloridas líneas impresionistas que lanzó en octubre, se unen ahora dos nuevos grabados, uno de pequeñas flores y otro de líneas más gráficas. "Me gustaría desarrollar una nueva tipología. Conocemos la "maison" por sus orquídeas, pero quiero también que la reconozcamos en estos trazos puntillistas para extender el imaginario de la marca", explicó Phung entre bambalinas. La colección, inspirada en los paisajes de Islandia, recrea prendas deportivas en lujosas sedas, que dan forma a chaquetas de esquí ajustadas en la cinturas, anoraks y grandes plumones cargados de detalles gráficos que recrean con sus colores glaciales, por una parte, y tonos otoñales, por otro, los paisajes de la isla. "Son piezas inspiradas en el frío, muy técnicas, con elástico, capuchas...", describió Phung, que trabajó también largos vestidos de seda plisada, y faldas a media pierna, combinadas con botas altas y confortables jerséis de lana y nailon. En su desfile, la británica Stella McCartney acogió a sus invitados en el Palacio Garnier de la Ópera de París, en el que mostró por primera vez sobre la pasarela sus modelos masculinos, de la línea para hombre que creó en 2016. En estos ocho estilismos presentados se encuentran muchos puntos en común con los diseños de McCartney para mujer: la sastrería con rayas diplomáticas, las maxi chaquetas en "tweed" en ese estilo de la marca, entre deportivo y despreocupado. La británica, hija del famoso cantante de The Beatles Paul McCartney, añadió en esta colección un punto bohemio en una mezcla de texturas naturales, como gruesos jerséis de lana y trabajados encajes. La creadora se mantuvo fiel a sus propuestas naturales, con americanas fluidas y pantalones amplísimos bajo vestidos anchos. El traje se redefinió con un pantalón dividido en dos, como si llevara una bermuda por encima, acompañado en accesorios por deportivas y un minibolso en bandolera. Comprometida con una moda sostenible, para este otoño-invierno 2018/2019, la creadora propuso unas nuevas zapatillas, llamadas "Loop", elásticas y construidas sin pegamento, sustituido por unos ganchos especiales que permiten la longevidad del producto, según la marca. La propuesta femenina concluyó con una serie de tops y vestidos de encaje, que destacaron sobre ilustraciones gráficas de flores. A falta de confirmación, el portal de referencia de "Bussiness of Fashion" reveló a finales de enero que la firma de McCartney, que genera entre 150 y 200 millones de dólares, se encuentra en conversaciones con el conglomerado Kering, poseedor del 50% de sus acciones, y que querría vender su parte. En otro simbólico edificio de París, el Teatro Nacional de Chaillot, con vistas a la Torre Eiffel, tuvo lugar la muestra de Agnès B., que en esta penúltima jornada de la Semana de la Moda, mostró su tradicional estilo parisiense en vestidos de seda, trajes en cuadro vichy combinados con botines de tacón bajo y riñoneras. La diseñadora, antigua periodista de la revista "ELLE", incluyó también una propuesta callejera con capuchas, gorras y chándales con el logo "Seine Zoo records", fruto de una colaboración con el rapero francés Nekfeu. Además, los primeros "looks" fueron creaciones de una de sus asistentes de moda, Laure-Hélène Vaudier, que exhibió seis románticas siluetas con colores pálidos inspirados en la poesía de Baudelaire y los libros de Marguerite Duras: "la chica con sombrero de hombre y zapatos de baile... a la hora del café". María D. Valderrama
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube