Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Domingo 20 de Mayo de 2018

Tendencias

Aguascalientes
16°
C
Despejado
clima
16°C Despejado
Aguascalientes
16°
C
Despejado
clima
16°C Despejado
Domingo 20 de Mayo de 2018
GENTE | 08/02/2018 11:10

Mama vieja y gramillero, iconos ancestrales que reviven en el carnaval uruguayo

Fotografía del 29 de enero de 2018, que muestra a la directora del grupo cultural Afrogama, Isabel
Fotografía del 29 de enero de 2018, que muestra a la directora del grupo cultural Afrogama, Isabel "Chabela" Rodríguez, hablando durante una entrevista con Efe, en la Casa de la Cultura Afrouruguaya de Montevideo (Uruguay). EFE (Foto:EFE )
Montevideo, 8 feb (EFE).- Mientras que centenas de bailarinas y vedetes se llenan hoy y mañana de lentejuelas y plumas para el desfile de Llamadas del Carnaval de Montevideo, decenas de "mamas viejas" y "gramilleros" se ponen enaguas, trajes y corbatas para interpretar estos icónicos y ancestrales personajes del candombe. "Utilizaban la ropa que no le servían a sus amos", detalló a Efe la directora del grupo cultural Afrogama, Isabel "Chabela" Rodríguez, en referencia al origen de esta peculiar vestimenta que llevaban en la época colonial uruguaya los entonces esclavos a la hora de salir a danzar este baile de origen africano. La también secretaria de la Casa de la Cultura Afrouruguaya explicó que, "en la época colonial, el candombe era un ritual" y que la figura de la mama vieja y el gramillero, ahora representados como un viejo simpático que intenta "flirtear con las jóvenes bailarinas" y su celosa acompañante, en realidad, se tratan de "personajes ancestrales." "Para nosotros la mama vieja es la mujer más sabia de la nación africana, es la mujer que espiritualmente guía a la nación", explicó la experta. Por otro lado, su compañero de baile, el gramillero, representaba dos figuras "muy importantes" de la sociedad afrouruguaya colonial, que eran: el "curandero" y el que está en el "lugar de mando". Razón por la cual este personaje sale al desfile con un garrote y diversas hojas o "yuyos", según explicó la también cantante. "El bastón en África es el bastón de mando, no lo puede usar cualquier persona. Por otra parte, él es el dueño de las hojas, por lo tanto, él es el que cura", puntualizó. Aunque ambas figuras siguen el ritmo de los tambores de su comparsa, ellos no bailan el "candombe sensual" de los bailarines y bailarinas, sino que "su paso es mucho más pesado y firme, es más lento y tiene otro tipo de movimientos". "Hay que saber entrar en estos personajes, porque es ir hacia el pasado, es ir hacia el colonialismo", relató Rodríguez, quién además señaló que no hay que ser un anciano para interpretarlos, ya que ella encarnó a una mama vieja cuando tenía apenas 20 años de edad. Ejemplo de ello también es Esther Petrona Arrascaeta, quien a los 8 años salió como mama vieja acompañando a su padre -que hacía de gramillero- en el primer desfile oficial de Llamadas que organizó la Intendencia de Montevideo, en 1956. La premiada bailarina, que integra comparsas desde hace más 60 años, explicó a Efe que aunque los personajes conforman una pareja para los desfiles, "no bailan juntos" sino que realizan movimientos que incitan uno al otro a danzar. Las Llamadas son consideradas la marcha culmen del carnaval uruguayo y actualmente se han vuelto más numerosas. Este año serán 46 las comparsas que desfilarán por las calles montevideanas del Barrio Sur y Palermo durante los dos días de celebración. Estas agrupaciones carnavalescas se preparan durante todo el año para brillar con sus cuerdas de tambores, vedetes, bailarinas, escoberos, portabanderas, gramilleros y mamas viejas, que son evaluados por un jurado respecto a desplazamiento, expresión corporal, representación y sincronización. En ese sentido, Arrascaeta comentó que ella aprendió a bailar imitando a su tía y pero que con el paso de los años "se ha perdido un poco la tradición". "Yo soy muy conservadora en mi vestimenta, en mi danza, en mis movimientos y llevo presente no lo antiguo, lo real", recalcó. También subrayó que entiende que "renovarse es vivir" y que hay que dar paso a todo lo que sea una renovación, pero sin salir de la base de lo cultura afrouruguaya. En este sentido, también remarcó que a ella le "enorgullece" que en las comparsas de hoy en día estén formadas tanto por gente "blanca" como "negra" y que "lo más importante es que las personas lo sientan". Sarah Yáñez-Richards
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube