Aguasdigital

aguasdigital.com

Espectáculos

Miércoles 21 de Febrero de 2018

Tendencias

Aguascalientes
10°
C
Despejado
clima
10°C Despejado
Aguascalientes
10°
C
Despejado
clima
10°C Despejado
Miércoles 21 de Febrero de 2018
ESPECTáCULOS | 21/01/2018 12:40

El cine francés recupera el atractivo perdido

El director francés Luc Besson posa para el pase gráfico de la presentación de su nueva película
El director francés Luc Besson posa para el pase gráfico de la presentación de su nueva película "Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas". EFE/Archivo (Foto:EFE )
París, 21 ene (EFE).- Aupado por los buenos resultados en taquilla de "Valérian y la ciudad de los mil planetas", el cine francés recuperó en 2017 el atractivo de su industria en el extranjero, donde, por cuarta vez en seis años, vendió más entradas que en su propio mercado. Los 80,5 millones de tickets conseguidos por los filmes franceses el año pasado, 2,3 millones por encima de la taquilla nacional y un 98 % más interanual, dan por cerrada la sequía de 2016, en el que sus 40,7 millones de espectadores supusieron su nivel más bajo en una década. "Le ha ido bastante bien", resume para Efe Isabelle Giordano, directora general del organismo encargado de la promoción en el exterior de esa industria, Unifrance. "Valérian y la ciudad de los mil planetas", dirigida por Luc Besson y protagonizada por Cara Delevingne y Clive Owen, encabeza por méritos propios el listado de las cinco cintas que mejor han funcionado, con 30,6 millones de entradas y otros 170,9 de ingresos. "Mañana empieza todo", beneficiada por el tirón del actor Omar Sy; "Overdrive", "La panda de la selva" y "Elle", con la que Isabelle Huppert ganó el Globo de Oro a la mejor actriz dramática, la acompañan como principales embajadoras de la cinematografía francesa. Los responsables de Unifrance no ven problemático que una sola película, rodada además en inglés, acapare el 40 % de los espectadores registrados. "Besson ha sido nuestra locomotora", añade el presidente de esa institución, Serge Toubiana, durante el fin de semana que ha congregado en París a distribuidores y periodistas internacionales para presentar las últimas producciones. Entre los presentes, una alusión recurrente al llamado "French Touch (toque francés)", que para Giordano es una "especie de valentía" que hace que directores y actores, apoyados por un potente sistema público de ayudas, estén dispuestos a tomar riesgos. En el cine francés, según afirma el presidente, "hay una libertad formidable", "sea cual sea la nacionalidad, la persona, y sobre todo el género en el que un o una cineasta quiera expresarse", lo que se suma a la existencia de "una alianza muy fuerte entre el arte y el comercio". Esa asociación, que en 2016 careció de grandes éxitos, remontó el vuelo el año pasado, donde solo China y Rusia, primer y tercer país, respectivamente, que más cine francés han visto, fuera de Francia, anotaron avances respectivos interanuales del 816 y 306 %. Los directivos de Unifrance apuntan que los buenos resultados no están en manos exclusivamente de las grandes producciones y defienden que las creaciones francesas son tan variadas como los autores que las firman. "Cuando Gustave Eiffel construyó la torre dijo: 'Quiero hacer algo que no sirva para nada'. Luego se volvió útil porque se le puso un satélite, pero me gusta esa idea de que en Francia podamos hacer obras de arte, buscar la inutilidad, en este mundo que va tan rápido. Tanto mejor si después hay una rentabilidad", sostiene Giordano. La rentabilidad se demostró en 2017 en Europa Occidental, que mantuvo por segundo año consecutivo su plaza de líder como zona de exportación de filmes franceses, con 24,7 millones de espectadores, o en Asia, que le siguió con otros 18,4. Para el año que viene, además, los responsables de Unifrance se muestran confiados: "Astérix - Le Secret de la potion magique", "Taxi 5", "Mektoub, my love: Canto Uno", del premiado Abdellatif Kechiche, son algunos de los ases en su manga. "Está habiendo un cambio de generación, una renovación de talento. (...) A todo el mundo le interesa que el cine funcione. A mí me encanta Almodóvar, pero está un poco solo. (...) Debe estar más acompañado de otros cineastas e inspiraciones para que todo funcione", concluye Toubiana para explicar la fortaleza de su propia industria. Marta Garde
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube