Aguasdigital

aguasdigital.com

Cultura

Jueves 14 de Diciembre de 2017

Tendencias

Aguascalientes
10°
C
Parcialmente nublado
clima
10°C Parcialmente nublado
Aguascalientes
10°
C
Parcialmente nublado
clima
10°C Parcialmente nublado
Jueves 14 de Diciembre de 2017
CULTURA | 23/11/2017 19:10

El rugir expresionista de las motos llega a Uruguay de la mano de García-Alix

El fotógrafo español Alberto García-Alix, uno de los referentes de la fotografía contemporánea internacional, posa durante una entrevista con Efe hoy, 23 de noviembre de 2017, con motivo de la inauguración de la exposición
El fotógrafo español Alberto García-Alix, uno de los referentes de la fotografía contemporánea internacional, posa durante una entrevista con Efe hoy, 23 de noviembre de 2017, con motivo de la inauguración de la exposición "Un expresionismo feroz" en el Centro Cultural de España, en Montevideo (Uruguay). EFE (Foto:EFE )
Montevideo, 23 nov (EFE).- El rugido y la reverberación de las motos se adueñan de la mirada proyectada por el fotógrafo español Alberto García-Alix en su obra más reciente, que encuentra ya no en el hombre sino en la máquina y sus partes un expresionismo cargado de pasión. García-Alix indicó en una entrevista con Efe que si bien el motociclismo lo ha acompañado durante casi toda su vida, fue hace tres o cuatro años que encontró en su mirada fotográfica una nueva forma de verlo. "Toda mi vida la he pasado con motos, desde que era niño, he fotografiado y he retratado muchas personas con sus máquinas. Pero esto es diferente, hace tres años empecé a hacer un trabajo sobre la moto buscando quitarle las referencias y buscando el alma de circo que tiene la moto", explicó el fotógrafo. En ese sentido, el artista, que se encuentra en Montevideo presentando una muestra inédita de la mano del Centro Cultural de España (CCE) y la Galería Xippas en el marco del Festival de Fotografía de la ciudad (MUFF), apuntó que tras años de "educar" su mirada finalmente encontró la "personalidad" de la moto. "Cuando empecé con la fotografía yo retrataba a muchos amigos con sus máquinas. En aquella época no sabría ver nunca una foto así (como ahora), no miraba la sombra o el gigantismo de la máquina y su personalidad; miraba al hombre, al piloto", señaló. "La máquina era una cosa que se poseía y yo miraba el retrato, aquí obvio el retrato del motorista, (busco) la reverberación de la moto, que puede ser una sombra. Es una reverberación sujeta a la velocidad y a la adrenalina, a lo que sujeta a una moto, la idea", añadió. "El fotógrafo educa su mirada y la mirada evoluciona, cambia. Empecé mirando de otra manera y con los años vas cambiando, te vas nutriendo de otras cosas. Siempre hay una evolución constante", recalcó. Por otro lado, el reconocido fotógrafo, galardonado a lo largo de su carrera con diversos premios españoles e internacionales, indicó que la selección de obras de la muestra, que recoge fotos no solo de motos sino también retratos y paisajes tomados entre 1975 y 2007, "respira de la misma fuente". Según García-Alix, si bien esa fuente, el expresionismo que da título a la muestra, no fue la primera opción considerada por el curador de la muestra, Ricardo Ramón Jarne, fue a partir de su deseo de mostrar lo nuevo sobre lo icónico, es decir, su trabajo más reconocido, lo que primó en la decisión final. "El hilo conductor es el expresionismo. Todas las fotos son muy expresionistas y en la obra nueva realmente volver a poner fotos de los 90 y los 2000 no me era tan apasionante ni tan estimulante", puntualizó el artista. "De todas maneras en próximos días dentro del Festival de Fotografía de Montevideo vamos a poner la película que hice para el Museo Reina Sofía 'De donde no se vuelve', y allí sí están todas las fotos icónicas", acotó. En ese sentido, preguntado sobre las reacciones que espera del espectador de la muestra, García-Alix opinó que la impresión le "da igual", siempre que "guste" y "sorprenda". "Yo lo que espero es que les guste, que lo disfruten y se sorprendan, pero a mi lo único que me importa es cuando cojo la cámara en las manos, porque ese es el momento en el que tengo que encontrar las ideas adecuadas, las preguntas adecuadas y la lucidez adecuada para conseguir una imagen que me interese", valoró. Sobre ese punto, el artista leonés abundó en que una parte esencial de hacer fotos es ver la foto "mirando por la cámara", ya que "es la cámara la que te da las respuestas". Asimismo, García-Alix enfatizó que, entre sus dos pasiones, la fotografía y las motos, hay una gran diferencia, ya que la primera es "lúdica" y "apasionante" y la segunda es un "espacio donde ser e inventarse a sí mismo". "La moto me ha hecho la vida más leve; la fotografía me ha hecho la vida menos leve. Hay que pensar, esforzarse y trabajar. Sí, produce también una gran excitación, eso es cierto, pero no es lo mismo", expresó. "Una cosa es una cosa y otra es otra, son dos cuerdas diferentes. Pero eso sí, cuando voy en la moto con amigos y me bajo de la moto, si tengo posibilidades, si me escuchan mis amigos y me dejan jugar un ratito, cojo la máquina de fotos para buscar imágenes", concluyó. Alejandro Prieto
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube