Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Tendencias

Aguascalientes
20°
C
Soleado
clima
20°C Soleado
Aguascalientes
20°
C
Soleado
clima
20°C Soleado
Viernes 24 de Noviembre de 2017
GENTE | 02/11/2017 11:10

Dama de la Muerte se codea con los vivos en memoria de difuntos salvadoreños

Personas participan durante la celebración del Día de la Calabiuza hoy, miércoles 1 de noviembre de 2017, en Tonacatepeque (El Salvador). EFE
Personas participan durante la celebración del Día de la Calabiuza hoy, miércoles 1 de noviembre de 2017, en Tonacatepeque (El Salvador). EFE (Foto:EFE )
Tonacatepeque (El Salvador), 1 nov (EFE).- Mictecacíhuatl, la Dama de la Muerte, se paseó hoy entre los vivos por las calles de la localidad salvadoreña de Tonacatepeque (noreste), donde la noche de cada 1 de noviembre se celebra el Día de la Calabiuza en su honor y en el de su esposo, Mictlantecuhtli, y en homenaje a los difuntos. La noche se llena de muertos vivientes con vestimentas representativas de la mitología de El Salvador, quienes caminan al son de su propio cántico, cuya letra -"Ángeles somos y del cielo venimos pidiendo ayote para nuestro camino mino mino"- se repite incesantemente entre gritos y llantos que representan el dolor por los ausentes. Los más jóvenes del lugar, ataviados con coloridos ropajes que toman más de un mes de preparación, se pasean casa por casa a pedir ayote (calabaza) con miel, tradición que, según algunos historiadores, data de la época precolombina en el país, aunque otros ubican su origen en México. Keiry Rivera, miembro del comité organizador del Día de la Calabiuza, explicó a Efe que "esta celebración es muy importante, ya que cada año llegan más generaciones, gracias a lo cual no se pierden las tradiciones y unas leyendas tan hermosas". La joven explicó que para que todo esté listo para este día es necesario al menos un mes y medio de preparación de trajes, decoración de las carrozas y ensayos para que nada falle en la tan esperada celebración. Más de dos centenares de personas participan activamente, tanto en la organización del evento, como en la representación que se lleva a cabo cada 1 de noviembre, en memoria de los santos difuntos. El gritón de medianoche, las almas en pena, la llorona, el diablo, el padre sin cabeza, el juez de la noche, la siguanaba, el cadejo y la muerte son algunos de los personajes que llenan las principales arterias de Tonacatepeque en una mezcla de fiesta y llanto por el recuerdo de los se han ido y ya no volverán, más allá de la memoria. Los personajes se desplazan en las carretas a las que han dedicado muchas horas de trabajo para que la propia destaque entre las demás, ya que al final del recorrido, las mejores serán premiadas por la alcaldía. Para lograr el ansiado premio, que no es más que el reconocimiento por el trabajo bien hecho, los participantes se esmeran en adornarlas con candiles encendidos, huesos y gruesas cadenas en las ruedas para conseguir el más estridente de los ruidos, ya que este es un requisito importante para recibir el ansiado galardón. Más de 200 personas son las que visten la localidad con una extraña combinación de color y oscuridad, dando a este día el mismo significado que en cualquier lugar puede tener el Día de los Muertos, pero con unas tradiciones distintas que llenan de orgullo a los pobladores del municipio. La tradición, con una larga trayectoria, dejó de celebrarse durante la guerra civil de El Salvador (1980-1992), pero años más tarde fue retomada con más fuerza, si cabe, y continúa hasta el día de hoy. Ya finalizado el desfile y cuando todos los participantes han lucido sus mejores galas acordes con el evento, comienza un baile al más puro estilo contemporáneo en el parque central de Tonacatepeque, que finaliza en la madrugada del 2 de noviembre, propia fecha del Día de los Muertos y jornada de asueto en el sector público y privado. Cuando un lugareño describe o explica el significado del Día de la Calabiuza, se esmera y aplica para dejar muy claro que su festividad nada tiene que ver con la noche de Halloween de Estados Unidos, dato que subrayan una y otra vez para que quede constancia de que su fiesta es puramente cuscatleca. Sabela Bello
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube