Aguasdigital

aguasdigital.com

Gente

Jueves 17 de Agosto de 2017

Tendencias

Aguascalientes
26°
C
Muy nublado
clima
26°C Muy nublado
Aguascalientes
26°
C
Muy nublado
clima
26°C Muy nublado
Jueves 17 de Agosto de 2017
GENTE | 26/07/2017 07:40

El hermano de la princesa Diana asegura que le mintieron sobre sus sobrinos

El príncipe Carlos, acompañado de sus hijos Enrique (2i) y Guillermo (2d), el conde Charles Spencer (c) y el duque de Edimburgo rinden honores a la llegada del cortejo fúnebre con el féretro de Diana de Gales, a la Abadía de Westmister, el 6 de septiembre de 1977. EFE/Archivo
El príncipe Carlos, acompañado de sus hijos Enrique (2i) y Guillermo (2d), el conde Charles Spencer (c) y el duque de Edimburgo rinden honores a la llegada del cortejo fúnebre con el féretro de Diana de Gales, a la Abadía de Westmister, el 6 de septiembre de 1977. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Londres, 26 jul (EFE).- El hermano de la fallecida Diana de Gales, el conde Charles Spencer, afirmó hoy que le mintieron sobre la voluntad de sus sobrinos, los príncipes Guillermo y Enrique, de caminar tras el ataúd de su madre el día de su funeral. "Me mintieron y me dijeron que querían hacerlo, cuando en realidad no querían", sostuvo hoy el hermano de la princesa, de 52 años, en la radio de la cadena británica BBC. "Fue algo descabellado y cruel", afirmó sobre el hecho de que sus sobrinos Guillermo y Enrique, con entonces 15 y 12 años respectivamente, tuvieran que andar en el cortejo fúnebre de su madre, fallecida el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en París. El conde Spencer reconoció que fue "la peor media hora" de su vida y que, a día de hoy, continúa teniendo pesadillas con el momento. "Andar detrás del ataúd, junto con dos niños enormemente afligidos por el dolor, fue lo peor del día; simplemente nos dijeron que miráramos al frente", reveló. El conde aseguró haber sido un "ferviente defensor" de que los hijos de su hermana no participaran en la procesión porque ella tampoco lo hubiera querido. Durante el cortejo, que se produjo el sábado 6 de septiembre, menos de una semana después de la muerte de la princesa, se podían oír los lloros y sollozos de la multitud agolpada en las calles, según contó el conde. "Era imposible no conectar con la emoción que emanaba de la multitud, era muy poderosa", relató. Sobre el panegírico que leyó en el funeral, en el que declaró que Guillermo y Enrique estarían protegidos por su "familia de sangre" y que fue interpretado como un ataque a la familia real británica también habló hoy en antena. "Creo que todo lo que dije era verdad y era importante para mi ser honesto", apuntó, para agregar que "no buscaba molestar a nadie" y que solo trataba de "celebrar la vida de Diana". También mencionó los problemas alimenticios de la princesa, así como el impacto de los paparazzi en su vida, dos temas que, según defendió el conde, era "apropiado" abordar en aquel momento. Con motivo del 20 aniversario de la trágica muerte de Diana de Gales, junto a su novio Dodi Al-Fayed, su hermano ha releído esas palabras que leyó en el funeral por primera vez. "Creo que fueron muy equilibradas", opinó, y contó que un amigo le comentó que la reina Isabel II dijo que tenía derecho a decir lo que quisiera. "No soy un republicano rabioso, pero el discurso era sobre Diana, no era sobre nadie más", concluyó.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube