Aguasdigital

aguasdigital.com

Aguascalientes

Viernes 21 de Septiembre de 2018

Aguascalientes

Aguascalientes
19°
C
Muy nublado
clima
19°C Muy nublado
Aguascalientes
19°
C
Muy nublado
clima
19°C Muy nublado
Viernes 21 de Septiembre de 2018
AGUASCALIENTES | 21/08/2018 10:35

Los accidentes se pueden evitar, no sea insensato

Al conductor de la unidad le falta un poco más de cabeza, pues ni en cuenta del peligro al que expone a los pequeños al trasladarlos en caja, un bache o simplemente frenar en seco puede ser fatal.
Al conductor de la unidad le falta un poco más de cabeza, pues ni en cuenta del peligro al que expone a los pequeños al trasladarlos en caja, un bache o simplemente frenar en seco puede ser fatal. (Foto:Aguasdigital )

Aguascalientes.- Y luego por qué pasan los accidentes.
Camioneta a maiz, con más de cinco chiquillos en la caja y algunos hasta parados, así nomás peor que vacas, lo peor de todo es que ahí iba una doñita sentada, que ni se preocupó por sentar a los niños que iban parados con el riesgo de caer y tener consecuencias fatales.
En plena avenida Gómez Morín, en donde a los carros les encanta agarrar de pista de carreras, fue vista una camioneta en la que en su parte posterior, en la caja donde debe ir la carga, iba cargada, pero de chamacos.
Donde por más peligrosa que puede resultar transitar sobre dicha avenida, en donde ha habido ya accidentes, en donde la velocidad y la imprudencia han desencadenado accidentes que han dejado víctimas mortales.
Desgraciadamente a muchas personas no les ha caído el veinte de lo peligroso que es traer vidas en la parte de atrás de una camioneta, en donde las personas que viajen en esa parte quedan totalmente expuestas en caso de un enfrenón o un choque, donde ya se ha visto que las personas salen proyectadas y no viven para contarla.
Pues aún con todo esto, el conductor de esta camioneta no tuvo ninguna zozobra por llevar a tanto chavito y para acabarla de amolar hasta parados haciendo peripecias como si fuera una gracia, pero no sabemos si está peor la imprudencia del que conduce o la indiferencia de la señora que iba sentada al lado de los niños, que en ningún momento les pidió sentarse o mínimo les dio un sopapo para que se estuvieran quietos.
Lamentable que aquellos que deben velar por los más pequeños sean los primeros en exponerlos.

 

Redacción
Facebook Twitter Google Plus YouTube