Aguasdigital

aguasdigital.com

Aguascalientes

Domingo 27 de Mayo de 2018

Aguascalientes

Aguascalientes
34°
C
Soleado
clima
34°C Soleado
Aguascalientes
34°
C
Soleado
clima
34°C Soleado
Domingo 27 de Mayo de 2018
AGUASCALIENTES | 16/01/2018 12:32

Chamacos no miden peligros con la pirotecnia

La pirotecnia no es un juego, pregúntenle a Jurgen Damm.
La pirotecnia no es un juego, pregúntenle a Jurgen Damm. (Foto:Agencias )

Aguascalientes.- Escolares afuera de la Escuela Primaria “Mauricio González”, en la colonia Constitución, juegan con los llamados "cerillitos", que son considerados como pirotecnia.
Una mamá de los niños comentó que se los compran a una señora que vende dulces a un costo de un peso, por lo que los pequeños se vieron prendiendo estos objetos en la banqueta, ya que al igual que un cerillo normal se raspan para que se activen las chispas y hacen un ruido igual que las llamadas “cebollitas”, pero en este caso llevan dos cabecitas de pólvora en ambos extremos y producen destello de luz blanca.
A la salida del turno matutino y en la explanada del atrio del templo de la Constitución es donde hacen ronda los alumnos de la escuela primaria, quienes todavía portando el uniforme dejan sus mochilas en una banca de cemento para jugar con estos “cerillitos”.
Aunque sus padres los ven no les hacen ninguna llamada de atención a su actividad, pues casi lo ven normal, así que los escolares lo hacen despreocupados.
Cabe recordar que anteriormente Protección Civil Municipal ha destacado que estos artículos no pueden ser comercializados, ya que son considerados pirotecnia y la primera llamada para los que hacen esta actividad es el apercibimiento y se retira entonces el producto.
Por lo que se hace el llamado para que no se tenga un accidente, ya que algunos de estos pequeños traen consigo sus cuadernos y saltan algunas chispas de más, otros incluso traían en la mano sus “cebollitas”, por lo que se pone alerta para que no se comercialicen y manipulen estos y otros productos, pues si así de fácil los adquieren también pudieran cargar otros artículos de pirotecnia en sus mochilas, con o sin el consentimiento de los papás.

Redacción
Facebook Twitter Google Plus YouTube