Aguasdigital

aguasdigital.com

Aguascalientes

Lunes 17 de Diciembre de 2018

Aguascalientes

Aguascalientes
12°
C
Parcialmente nublado
clima
12°C Parcialmente nublado
Aguascalientes
12°
C
Parcialmente nublado
clima
12°C Parcialmente nublado
Lunes 17 de Diciembre de 2018
AGUASCALIENTES | 12/01/2018 10:06

Más de 100 quejas por tortura contra los polis

La CEDH recibió durante 2017 entre 125 y 130 quejas por tortura.
La CEDH recibió durante 2017 entre 125 y 130 quejas por tortura. (Foto:Aguasdigital )

Aguascalientes.- En 2017 se recibieron en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) entre 125 y 130 quejas de tortura por parte de los elementos policíacos.
Jesús Eduardo Martín Jáuregui, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, mencionó que la tortura es una práctica “totalmente inútil”, ya que las declaraciones que son obtenidas bajo tortura son echadas abajo por los tribunales federales.
No obstante, tan sólo el año pasado se recibieron de 125 a 130 quejas por tortura, sin embargo “muchos casos pueden tratarse de argumentos de la defensa porque pues saben que es un tema sensible y porque la Suprema Corte estableció un criterio en todos los jueces que tienen la obligación de dar parte, cuando tengan conocimiento de la posible aplicación de la tortura, tienen la obligación de dar parte tanto a las fiscalías como a las comisiones de derechos humanos”.
Mencionó que de esas más de 100 quejas, al menos nueve ya fueron acreditadas y se determinó que sí hubo tortura, incluso se dio el cese de cuatro jefes policíacos.
Anteriormente se recibían apenas 30 quejas al año por tortura, no obstante, desde que arribó a la CEDH, esto hace cuatro años, se han venido recibiendo de 125 a 130 quejas anuales, aunque esto también tiene que ver con que “antes se disfrazaba la tortura con maltrato en la aprehensión, ahora no, siempre que tenemos elementos para sospechar que hay tortura, efectivamente se etiqueta como tortura y así se investiga”.
Es muy importante que las autoridades entiendan que la tortura ya no puede ser un instrumento para obtener pruebas porque se echan abajo, pues “siempre que sufren tortura, independientemente de cuál sea el resultado o la pretensión de la autoridad, se anulan prácticamente todas las actuaciones”.

 

Redacción
Facebook Twitter Google Plus YouTube