Aguasdigital

aguasdigital.com

Opus Mei

Sábado 23 de Junio de 2018

Las Plumas

Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Sábado 23 de Junio de 2018
OPUS MEI | 21/06/2018 22:17

El pegamento oficial de…

El pegamento oficial de…

En la televisión, tal vez para matar un tiempo muerto en la programación de uno de esos canales que nadie ve –con excepción del que escribe-, sale una mujer ya pasada de años, que en su juventud debió ser guapa y que supongo que fue una celebridad –en algún lado-, aunque su nombre no me suena de nada; pienso que fue figurante de segunda categoría en la serie Dallas; anuncia una cosa que según entiendo, tampoco es que esté poniendo atención, son unas pestañas que funcionan con imanes.
Siempre que veo estos anuncios absurdos, que ofrecen cosas que el sentido común nos dicta que no sirven para nada, pienso en que si existen empresas que las fabrican y las venden, y que hasta pagan anuncios en la televisión, es que hay bembos que las compran.
Pero lo que me llama la atención es que usen a una señora que de alguna manera fue famosa –a lo mejor era la novia de Jack Ruby-, como una forma de asociar un producto y una marca a una celebridad (dudosa), pese a que es notorio que los mejores años de la mujer, si los tuvo, ya pasaron hace mucho.
Por los pliegues de mi cerebro comienzan a formarse recuerdos, uno el de Jorge Lavat, que entiendo que fue un actor famoso pero más bien menor, que anunciaba no me acuerdo qué pastel o panqueque de Tía Rosa; o de Antonio Badú, ya muy cascareado, anunciando aquellos desaparecidos autoservicios Blanco.
No sé qué lógica perversa, aunque hay que reconocer que los publicistas suelen saber su cuento, llevó a pensar que alguien iba a ir a comprar un pan porque lo recomendaba Lavat o a comprar en Blanco –que poco después quebró, por cierto- porque lo anunciaba Badú, ya muy otoñal.
Pero estamos hablando de los tiempos románticos de la televisión, pues mucho ha pasado desde entonces y nadie pensaba en ese entonces que habría cremas de afeitar ‘oficiales’ de un equipo de futbol, gasolinas ‘oficiales’ de la Selección Nacional y otras maravillas; eso sin contar con los mentados 'youtubers' y los 'influencers', a los que les pagan por tener dos minutos de fama y cepillarse los dientes con el dentífrico Rotofresh o usar camisetas diseñadas por Catalepsia Domenech.
Yo siempre me pregunto qué hay de cierto que el 'Chicharito' bebe jugos Jugomex, o si Cameron Diaz (sin tilde, por el amor de Zeus y todos los dioses) se lava las greñas con champú Vanart con extracto de nopal; lo que me queda muy claro es que el actor ese, creo que irlandés, que se llama Ioan Sabequé, se toma una copa de Maestro Tequilero y revienta.
Y es que me encuentro en un dilema, pues no sé si comprar productos oficiales de la FIFA y de la Selección Nacional, me hace mejor aficionado y mejor mexicano y si no estaré cometiendo alta traición por no usar crema Nivea, que es la crema oficial del Real Madrid, el equipo de mis amores. Yo de hecho ni crema me pongo.
Hoy por la mañana tenía que cargar gasolina y antes de salir de casa vi que la gasolina tal era la oficial del equipo mexicano, que necesita todo nuestro apoyo para ganar mañana a Corea. Por si las dudas fui a buscar una estación de servicio de esa marca y me quedé parado a mitad del camino. En un taxi fui a la gasolinera más cercana, que resultó ser una de la Mobil: no dejo de sentirme más traidor que Judas.

 

AgustÍn Lazcasas

Anteriores

Facebook Twitter Google Plus YouTube

Anteriores