Aguasdigital

aguasdigital.com

Toros

Viernes 17 de Agosto de 2018

El Marcador

Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Aguascalientes
15°
C
Despejado
clima
15°C Despejado
Viernes 17 de Agosto de 2018
TOROS | 17/05/2018 17:19

Luis David corta una oreja y conquista Madrid

El diestro mexicano, Luis David, da un pase a su segundo toro
El diestro mexicano, Luis David, da un pase a su segundo toro "Peleador", de la ganadería sevillana Juan Pedro Domecq y Parladé, en el décimo festejo de la Feria San Isidro (Foto:EFE )

Madrid.-Palpitaba todavía la tarde de ayer en el interior de asistentes, con restos de resaca que hicieron a muchos quedarse en casa guardando tratamiento. Incluso la corrida de hoy comenzó con infusiones de calma, sin alteraciones de pulso, sin molestar a corazones taquicárdicos por sobrecarga anterior. Pero Luis David Adame no tuvo piedad y volvió a acelerar cardíacos colocándolos al borde del paro, igual que estuvo en el umbral de la Puerta Grande.
Ya en el tercero cumplió por verónicas Luis David, ganando terreno, aunque las palmas fluyeron en las chicuelinas bajas abrochándose el capote a la cadera. Faena iniciada con estatuarios como poste de columna eléctrica que transmite calambre al tendido ante un gran toro, con clase y nobleza, precioso en la estampa y el alma, bravo de cortijo, con el que no era fácil estar a su altura, siendo capaz de cuajar tandas diestras con poder de veterano y desparpajo de sus veinte años, haciendo florecer las banderas mexicanas del tendido en la primavera de Luis David, tiñendo de colores la faena y la tarde, como la revolución de amor sin guerra del pasado siglo cuando los jóvenes reclamaron su poder, así el hidrocálido proclamaba su sitio importante, sacando más pecho y alargando más el brazo en las series eternas. Después de un tímido paso al natural volvió a la mano derecha para refrendar el brillo anterior con el guiño de una arrucina a su tierra siempre presente y crecer más al final por bernardinas desde el frente geométrico, antes de las estocada que le sirvió para cortar una oreja de ley que supone su entrada en Madrid.
Solvente el mexicano recibiendo al sexto, con soltura y recursos para sacarse al ferrocarril de 630 kg. Vistoso quite por zapopinas, que tanto gusta y sorprende al público que había despertado del letargo de los dos toros anteriores. Se desmonteró Tomás López en banderillas para dejar en lo más alto la pasión que aún ascendió a las nubes con el cambiado por detrás cuando los pitones invadieron terrenos de luces que no atravesó por doblar las rodillas en el instante final salvándose de percance. Series diestras con muletazos largos y la firmeza en la cercanías, acercaban la puerta grande a los brazos de Luis David, pero a partir de entonces se acortó el viaje y se alargó la distancia hacia la Puerta de Alcalá, que terminó escapándose con los aceros, aunque la capital le espera para concederle lo que hoy mereció.
El capote de Finito ejerció de cuna con el primero para mecerlo con amor del padre que a pesar de la edad no ha olvidado entregar su cariño en el lance, rematando con dos medias verónicas elegantes con firma, rúbrica y ovación. El toro empujó con nobleza en el caballo, perdiendo las manos al salir mostrando debilidad que fue más acusada en el último tercio, después de unos comienzos por bajo que nada ayudaron. Muletazos de uno en uno con buen porte, con el clasicismo en los cites de frente y por derecho, de quien atesora la magia de figura, pero de poco servían ante el que solamente se defendió desde la trinchera de su cobardía.
Multitud de lances al cuarto sin que ninguno ascendiera a las alturas para obtener la gloria. Abrevió ante el cartón piedra que se conformaba con ser invitado, sin querer ser protagonista.
Muy ajustado Román por verónicas y faroles con el segundo, poniendo la gota de ron al insípido refresco que bebimos durante el primero de la tarde. Al quite Luis David, pies juntos y quietud para interpretar dos gaoneras y revolera dejando preaviso de la que sería su tarde. Vibrantes principios de Román citando en largo con el “cartucho de pescao” en el tercio, que desplegó en el último momento con más ganas que acierto. La transmisión del toro tuvo la duración de batería tan seca como su raza y tampoco hubo el acoplamiento deseado por parte del valenciano, con excesivos enganchones y sin coger el aire a la embestida en ventolera del que se terminó rajando.
Quite vistoso por cordobinas de Luis David al quinto, protestado por hechuras a pesar de su alta romana. Román poco pudo hacer con el soso más que intentos huecos en vano cayendo el tedio como losa, que ya pesaba en su cabeza desde que dobló el suyo anterior y le marcó las andanzas con el que fue imposible.
Madrid, Las Ventas. 10ª de la Feria de San Isidro. Dos tercios de entrada
Toros de Juan Pedro Domecq y Parladé (6º). De presencia y juego desigual, destacando el gran tercero que fue ovacionado en el arrastre
Finito de Córdoba, silencio y silencio
Román, silencio tras aviso y silencio
Luis David Adame, oreja y saludos

 

MARIANO ALIAGA / HIDROCÁLIDO
Facebook Twitter Google Plus YouTube