Aguasdigital

aguasdigital.com

Toros

Viernes 25 de Mayo de 2018

El Marcador

Aguascalientes
26°
C
Despejado
clima
26°C Despejado
Aguascalientes
26°
C
Despejado
clima
26°C Despejado
Viernes 25 de Mayo de 2018
TOROS | 11/05/2018 16:59

Niegan a Fortes un triunfo ganado con valor de ley

Jiménez Fortes (i) durante el cuarto festejo de la Feria de San Isidro esta tarde en la plaza de Las Ventas, en la que ha compartido cartel con Manuel Escribano y Daniel Luque, lidiando toros de la ganadería de Pedraza de Yeltes.
Jiménez Fortes (i) durante el cuarto festejo de la Feria de San Isidro esta tarde en la plaza de Las Ventas, en la que ha compartido cartel con Manuel Escribano y Daniel Luque, lidiando toros de la ganadería de Pedraza de Yeltes. (Foto:EFE )

Madrid.-De este laboratorio en que se convierte la feria algunos días, con ganaderías que fueron y quieren volver a ser, paga las probetas rotas quien compró la entrada sin derecho a devolución aunque haya fracaso de la prueba. Pero si falla el ADN ajeno, queda poner el propio en el tapete como hizo Fortes en el último, cuando la plaza estaba a punto cerrar las persianas, lució su valor y clase para dejar sabor dulce de faena cumplida y amargo de oreja sin conceder.
Ya parecía tarde perdida y apareció Fortes para poner lo que el toro no tenía, jugándose la vida para ganar una premio que el presidente no concedió estrictamente . Primero recetó un soberbio quite apretándose hasta donde crujen los huesos, para después abandonar su vida y entregarse al destino que trabajaba con el cincel de su valor arrancando golpe a golpe cada pase imposible de la roca. La sorpresa caló en el tendido que pidió con mayoría e insistencia una oreja que el presidente no concedió por medida milimétrica de colocación de la estocada.  Nada importa la medida, queda la obra, la capacidad y el esfuerzo sublime.
Poca fuerza y descompuesto el tercero, quimera de logros que quedaron en intentos de Fortes sin perder la compostura pero sin ganar faena que solo tuvo cuadros sueltos de pintor sin lienzo. 
Despistado el primero, sin remate en burladeros, al menos acompañó la vistosa suerte de banderillas con Escribano, sobre todo en par quebrando al violín. La sosería innata, junto con la excesiva nobleza de ambos cubrió con telón de tedio la intervención del sevillano, afortunadamente breve.
Metía bien la cara el cuarto en el capote, con celo y por abajo. Más derribos de picadores por flojera de monturas y fuerza de vacuno, quedando con poco castigo. Lucidas banderillas dieron paso a comienzo de faena brillante con tanda redonda en interpretación, para decaer después en la vulgaridad que otorga las ausencias de fuerza y raza.
Con sus 660 kilos no fue difícil para el segundo derribar montura de la que recibió poco castigo. Luque dejó lo mejor para el final interpretando naturales con cuajo después de inicios limando los incómodos derrotes como carpintero que trabaja un grueso leño verde que fue duro incluso para doblar al tercer intento.
Lo mejor de la lidia al quinto fue la estocada recetada por Daniel Luque. El resto fueron nubes de nada entre la mansedumbre que todo lo eclipsa.
Madrid, Las Ventas. 4ª de la Feria de San Isidro.  Menos de dos tercios de entrada
Toros de Pedraza de Yeltes, con mucho peso y poca raza.
Manuel Escribano, silencio y silencio 
Daniel Luque, silencio y silencio
Jiménez Fortes, silencio y dos vueltas al ruedo tras fuerte petición.

MARIANO ALIAGA / HIDROCÁLIDO
Facebook Twitter Google Plus YouTube