Aguasdigital

aguasdigital.com

Toros

Lunes 15 de Octubre de 2018

El Marcador

Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Lunes 15 de Octubre de 2018
TOROS | 10/05/2018 17:30

Madrid: Bravo Adame y bravo “Hechizero” para Román

Primera corrida en Madrid de Joselito.
Primera corrida en Madrid de Joselito. (Foto:EFE )

Madrid.- La bravura parece una pócima mágica de la que nadie tiene receta para cocinar como si fuese un reality culinario televisivo. Aunque los ganaderos conocedores de los ingredientes, tampoco tienen fórmula con las porciones de cada uno en la marmita. Por eso cuando aparece, enamora a su admirador. Aplicado al animal y al hombre, bravo puede transmitir distinto concepto. Fuerte y agresivo el toro. Valiente y aguerrido en el torero. Hoy, “Hechicero” lidiado en segundo lugar y Joselito Adame, director de lidia, han sido los claros ejemplos.
Joselito recibió al primero saliéndose hasta los medios por verónicas y rematando con media muy torera. No perdonó el quite Román sin molestar, pero Adame puso la réplica por chicuelinas que arrancaron las primeras palmas. El aviso de maldad en capote se hizo patente en banderillas derribando a Tomás López hasta tenerlo en la diana, paralizando corazones hasta que se cruzó capa salvadora de El Sirio que merece premio al quite solidario. En la muleta otros dos serios avisos al hidrocálido que no medraron su firme voluntad, con oficio sobrado y pecho fuerte por delante como gallo de su tierra. Con toreo despatarrado hilvanó un par series de encaje ante una afición a la contra que no entendió la dificultad de mantenerse firme y saber llevar a un toro que fue aplaudido en el arrastre por despecho. A Joselito se le juzgó como figura merecida, pero la intolerancia de irrespetuosos en su labor merece un recurso judicial ante la corte taurina y unas gafas graduadas con altas dioptrías de justicia, pegadas a la cara para que no sean de quita y pon según el programa.
Salida hostil del cuarto, sin emplearse y sin pasar el capote, siempre en los vuelos y derribando las dos monturas como si de cartón fuesen. De nuevo Adame tuvo que aguantar delante, tirando de recursos para soportar sin moverse la embestida incierta y alguna paradita de las que te quitan y te mandan a por los aceros. No tuvo suerte ni con el lote ni con la espada.
A Román le perdonaron todo lo que exigieron a José. Un toro vibrante, que acudía galopando hasta el final de la faena, fue protagonista hasta cubrir de sombra las carencias a la luz cegadora de su bravura emocionante. Quedaron dos naturales de Román, su enorme voluntad y la capacidad de no defraudar con tanta raza delante, entre una faena jaleada como más grande de lo que fue, faltando mando de oficial que el cadete adquirirá con el tiempo de maniobras.
Por el contrario, el quinto no tuvo aquello que sobró a su hermano; transmisión. A la contra de lo mejor para Román que no pudo hacer más que cumplir en su labor.

Lo mejor de capa al tercero lo ejecutó Adame con quite por gaoneras ajustadas y un farol guía que indica quién y por qué es director de lidia. Garrido firmó una actuación seria, con cuajo como prueba de su buen momento, ante un toro incómodo que punteaba las telas en los inicios, para terminar humillando hasta buscar objetos perdidos bajo la arena siguiendo la muleta zurda del extremeño para conseguir los mejores momentos, rematados con contundente y certera estocada.
Al sexto no le pusieron ni la inyección con punta de mariposa, cambiando el tercio sin castigo. Será porque ya se barruntaba la carencia de fuerzas que hizo imposible lucimiento mayor que el de cubrir expediente enfermero y firmar el parte de decepción.

Madrid, Las Ventas. 3ª de la Feria de San Isidro. Dos tercios de entrada.
Toros de Fuente Ymbro. Seria y enrazada, destacando el segundo por bravura y transmisión.
Joselito Adame, silencio y silencio
Román, saludos y silencio
José Garrido, silencio tras aviso y silencio
 

Mariano Aliaga
Facebook Twitter Google Plus YouTube