Aguasdigital

aguasdigital.com

Toros

Lunes 15 de Octubre de 2018

El Marcador

Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Aguascalientes
17°
C
Tormentas eléctricas
clima
17°C Tormentas eléctricas
Lunes 15 de Octubre de 2018
TOROS | 09/05/2018 17:56

Tarde plana en la primera corrida de San Isidro

El diestro sevillano,
El diestro sevillano, "El Cid", da un pase a su segundo toro durante la segunda corrida de la Feria de San Isidro (Foto:EFE )

Madrid.-Como saliendo de la siesta apareció en el ruedo el primer toro de esta feria, sin despertar en varas y sin hacer despertar al tendido en el quite de su matador Bautista, ni en el turno del Cid. Tampoco con la derecha ni con los ayudados al natural sonó el despertador ni tenía previsión de hacerlo con la suprema nobleza patente y la casta ausente, abreviando el francés para alivio del primer desencanto.
Con clase el cuarto, humillando, noble, al que solo faltó más transmisión para ser perfecto. Correcto estuvo Bautista con él, pero sin la sangre latina para complementar la carencia del toro. Como su paisano Benzema con agua en las venas, parecido también en el momento supremo del gol, perfilando y ejecutando la estocada cumbre.
En el segundo, los dos primeros tercios de la lidia fueron puro trámite hacia el último, quedando la jugada en todo a la carta final. La arrancada en largo a la muleta del Cid parecía el as de diamantes soñado, pero al tercer muletazo se acortaba el recorrido diestro, mientras que el izquierdo solo buscaba el pecho. Sereno el torero sevillano conocedor del encastre, aseó lo que parecía ruina.
Encastado, gazapón, cara alta y con peligro el quinto, puso en evidencia el momento de El Cid, tan andarín como su oponente, haciendo imposible la conjunción, dejando un primer paso isidril desapercibido.
Se estiró Morenito de Aranda por verónicas más tiesas que un pino de alta montaña en el recibo al tercero, arrancando las primeras palmas. Aflojó el de La Quinta, pero no por eso Morenito dejó de intentarlo, dejando una laboriosa faena con poco material enfrente.
Prometía buena condición de salida el sexto, cumpliendo en capote, varas y banderillas con cuadrilla lucida. Incluso en la primera tanda del burgalés cumplió el mentiroso, para después quedarse más pendiente de bordados que de franela, sin que por ello el diestro aflojara la intensidad ante un público impaciente que no supo valorar la firmeza del diestro, muy metido en la faena y sin volver la cara, dejando las mejores sensaciones de la tarde.

Madrid, Las Ventas. 2ª de la Feria de San Isidro. Algo menos de tres cuartos de entrada
Toros de La Quinta. Bien presentados. Destacó el cuarto por su calidad.
Juan Bautista, silencio y ovación 
El Cid, silencio y silencio
Morenito de Aranda, silencio y silencio tras dos avisos

MARIANO ALIAGA / HIDROCÁLIDO
Facebook Twitter Google Plus YouTube