Aguasdigital

aguasdigital.com

Polideportivo

Lunes 29 de Mayo de 2017

El Marcador

Aguascalientes
20°
C
Soleado
clima
POLIDEPORTIVO | 08/01/2017 19:52

"El Juli" se llevó el mano a mano en la Feria de Manizales

"El Juli", cortó cuatro orejas (Foto:Agencias )
Manizales.- El diestro español Julián López "El Juli", cortó cuatro orejas y se convirtió en el gran triunfador del mano a mano que mantuvo hoy con Morante de la Puebla, que obtuvo una oreja. Las cuatro orejas que cortó ratificaron su condición de maestro ante una afición que se le entregó sin condiciones, en especial por la faena al último de la corrida. Morante de la Puebla tuvo una tarde de contrastes y obtuvo un apéndice. El encierro de Ernesto Gutiérrez Arango entregó pocas posibilidades a los diestros. FICHA DEL FESTEJO Seis toros de la ganadería de Ernesto Gutiérrez Arango poco ofensivos y de escasa duración. Morante de la Puebla (lila y oro): Espada desprendida, trasera y tendida. Saludo. Siete pinchazos y tres intentos de descabello. Bronca tras dos avisos. Pinchazo y tres cuartos. Oreja. "El Juli" (marino y plata): Espada trasera. Saludo. Espada trasera. Dos orejas. Espadazo. Dos orejas. ----------- "EL JULI", DOBLE PUERTA GRANDE "El Juli" puso candado a la puerta grande, tras marcharse con una colección de cuatro orejas en el cierre de la Feria de Manizales. El anunciado mano a mano con Morante de la Puebla no terminó siendo tal. Primero, por la maestría de "El Juli" para limar las asperezas y resolver los problemas del encierro de Ernesto Gutiérrez Arango. Y segundo, porque el diestro andaluz no le encontró la vuelta a los suyos más que en detalles, sin alcanzar a redondear una faena maciza. Para Julián López los tres ejemplares se movieron en sentido contrario a sus intenciones, hasta que apareció su muleta poderosa. En el primero de ellos, segundo de la tarde, para conseguir el toreo por bajo, aunque sin la rotundidad alcanzar trofeo. Saludo desde el tercio. En el siguiente turno, cuarto de la corrida, los problemas fueron más complejos hasta obligarlo a salir de su libreto ortodoxo y buscar el reconocimiento con entrega y voluntad. La afición lo premió con una oreja, pero la presidencia se excedió y le concedió dos. Y vino el sexto en el que las opciones parecían justas. Allí, en una lección magistral, "El Juli" puso al ejemplar bajo su mando para edificar una faena larga en la que abundaron firmeza y temple. Dos orejas más. Morante de la Puebla no pudo sacar provecho de los suyos. El que abrió la corrida le permitió algunos detalles con el capote y un manojo de muletazos sobre la mano izquierda. En el tercero sobrevino la bronca tras su decisión de abreviar y reiterados fallos para despacharlo. Y en el quinto volvió a intentar cuajar una lidia digna de la ocasión pero el toro se fue quedando. De la suma de pinceladas cayó una oreja de la benevolencia del palco.
Facebook Twitter Google Plus YouTube