Aguasdigital

aguasdigital.com

Fútbol Internacional

Jueves 21 de Marzo de 2019

El Marcador

Aguascalientes
19°
C
Despejado
clima
19°C Despejado
Aguascalientes
19°
C
Despejado
clima
19°C Despejado
Jueves 21 de Marzo de 2019
FúTBOL INTERNACIONAL | 18/02/2019 12:40

Ricardo Oliveira, en plenitud y con la potencia de CR7 a sus casi 39 años

El jugador Ricardo Oliveira del Atlético Mineiro celebra la anotación de un gol ante Danubio el pasado martes durante un partido de clasificación a la Copa Liberadores 2019 en el estadio Independencia, en la ciudad de Belo Horizonte (Brasil). EFE
El jugador Ricardo Oliveira del Atlético Mineiro celebra la anotación de un gol ante Danubio el pasado martes durante un partido de clasificación a la Copa Liberadores 2019 en el estadio Independencia, en la ciudad de Belo Horizonte (Brasil). EFE (Foto:EFE )
Sao Paulo, 18 feb (EFE).- El delantero brasileño Ricardo Oliveira vive el mejor arranque de temporada de su carrera a sus casi 39 años de edad al anotar nueve goles en tan solo cinco partidos con el Atlético Mineiro, un balance que ha sorprendido a todos en el país suramericano. El ariete, considerado todo un trotamundos del mundo del fútbol, con pasajes en una decena de clubes, entre ellos Valencia, Betis, Zaragoza y Milán, continúa aún hoy rompiendo las redes con una facilidad pasmosa para un jugador de su edad. Él solo lleva más goles en este 2019 que cinco equipos del Campeonato Brasileño: Atlético Paranaense, campeón de la Copa Sudamericana de 2018; Palmeiras, campeón de la liga el año pasado; Botafogo; Internacional y Fortaleza, este último recién ascendido. Los números muestran que vive una segunda (o tercera) juventud con el conjunto de Belo Horizonte, algo que viene manteniendo desde que puso fin a su periplo por el fútbol árabe y regresó a Brasil. En la campaña pasada, ya firmó 13 goles en liga que le colocaron en segundo lugar en la lista de máximos goleadores de la competición, solo por detrás de Gabriel Barbosa 'Gabigol', cedido en 2018 al Santos y este año al Flamengo. Y este año va camino de pulverizar esos registros. En enero pasado anotó tres goles en la 'manita' que le endosó el Mineiro al Boa Esporte en la primera jornada del Campeonato Mineiro. Su gran momento de forma quedó demostrado nuevamente en la Copa Libertadores. El nacido en Sao Paulo, que cumplirá 39 años el próximo 6 de mayo, fue clave para la eliminación del Danubio uruguayo en la segunda fase del torneo continental. Marcó los dos goles de su equipo en el partido de ida, disputado en Montevideo, y dio toda una exhibición la semana pasada en la vuelta, ante su afición, al anotar otras dos dianas. En el estadio Independencia de Belo Horizonte, se inventó dos goles que hubiera firmado el mismísimo Cristiano Ronaldo, llenos de potencia y determinación. En el primero, agarró la bola en la zona de tres cuartos, se fue entre dos adversarios por velocidad y fue derrumbado por el arquero rival cuando ya estaba con el gatillo preparado para disparar. Él mismo transformó el penalti. Dos minutos después repitió una galopada casi calcada, pero esta vez sí consiguió zafarse del portero y definió cruzado para firmar el segundo en su cuenta particular. Cuatro goles en dos partidos y el pase a la tercera fase de la Libertadores, última instancia antes de la fase de grupos en la que se enfrentará al Defensor Sporting uruguayo, en el bolsillo. Oliveira acumula ya 18 goles en la máxima competición de clubes de América. Con el último doblete, adelantó a Zico, Jardel (ambos con 16), a 'un tal' Pelé y Robinho (17) y se situó en la sexta posición en la clasificación de goleadores brasileños de la historia de la Libertadores, según datos oficiales de la FIFA. "Es un ejemplo para todos, no deja nunca de luchar, es un tipo que tira del carro y todavía tiene leña para quemar", manifestó su entrenador, Levir Culpi, tras su actuación en la Libertadores. En total, son ya más de 350 goles en la carrera de este delantero, que ha ganado títulos por donde ha pisado. Levantó una liga española con el Valencia en la temporada 2003/04 y una Copa de la UEFA (2004). En la siguiente temporada, la Copa del Rey con el Betis. Saboreó lo que es ganar una Liga de Campeones en 2007 con el Milán y siguió triunfando con el Al-Jazira, de Emiratos Árabes Unidos. Con la selección brasileña ganó la Copa América de 2004 y ante su explosión goleadora en este inicio de campaña quién sabe si el técnico Tite, ante la falta de gol que mostró Gabriel Jesús en el Mundial de Rusia, le convoca para la edición de este año, que se organizará en el gigante sudamericano. Nacido en Sao Paulo y el menor de seis hermanos, perdió a su padre con tan solo 8 años de edad. Se crió en una favela del humilde barrio de Carandiru, en la zona norte de la capital paulista. Desde pequeño desarrolló gusto por el fútbol de ver al hermano mayor jugar con su amigos. Tanto es así que su madre dice que la primera palabra que pronunció Oliveira fue: "gol". Carlos Meneses Sánchez
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube