Aguasdigital

aguasdigital.com

Toros

Lunes 22 de Abril de 2019

El Marcador

Aguascalientes
30°
C
Mayormente Nublado
clima
30°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
30°
C
Mayormente Nublado
clima
30°C Mayormente Nublado
Lunes 22 de Abril de 2019
TOROS | 27/01/2019 22:10

Adame gana mano a mano a Ponce en los 90 años del coso mexicano de Mérida

En la imagen, el torero mexicano Joselito Adame. EFE/Archivo
En la imagen, el torero mexicano Joselito Adame. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Mérida (México), 27 ene (EFE).- El diestro mexicano Joselito Adame triunfó en el mano a mano que tuvo este domingo con el torero español Enrique Ponce en el festejo por el 90 aniversario de la Plaza de Toros de Mérida, capital del estado mexicano de Yucatán. Ante casi un lleno de 5.000 aficionados y en una tarde con lluvia intermitente la corrida de aniversario quedó marcada por el pobre desempeño de los seis toros de la ganadería mexicana de Barrón. Adame arrancó el único apéndice de la corrida al último de la tarde, "Chaparrón", con una faena voluntariosa, vehemencia y paciencia. El torero mexicano logró sacarle numerosos pases al burel, el cual dio un juego aceptable en el último tercio y aunque no logró coronar una estocada bien puesta debió optar por el descabello. Adame conquistó las simpatías de los asistentes, que a su vez hicieron lo propio con el juez Ulises Zapata que finalmente y tras pensarlo, le concedió la oreja, Ataviado de negro y plata, Adame se había ido en blanco en sus dos primeros toros en los que hizo gala de deseo de agradar, pero el poco juego de los bureles, pese a estar bien presentados, le impidió dejar el ruedo con trofeo alguno, al igual que el maestro español. Pese al detalle de los toros y a la lluvia que había caído desde antes, siguió haciéndolo de manera intermitente. Los presentes disfrutaron un gran esfuerzo de ambos toreros que en una amalgama de clase, elegancia y experiencia, de Ponce y de deseo y pasión de Adame, arrancaron de aplausos de manera repetida. El diestro español intentó de manera reiterada bordar su arte y aunque lo logró en varios pasajes de sus tres toros con faenas meritorias por buscar la respuesta de los animales, no halló en ellos la continuidad y sí mucha dificultad para someterlos y hacerlos responder como necesitaba. Vestido de champaña y oro, Ponce no tuvo la suerte que su esfuerzo le debería haber dado réditos y debió conformarse con los aplausos y reconocimiento del respetable. Antes del inicio de la corrida, taurinos locales desvelaron una placa por los 90 años de la Plaza de Toros Mérida, de la que Ponce y Adame fueron testigos de honor.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube