Aguasdigital

aguasdigital.com

Polideportivo

Viernes 18 de Enero de 2019

El Marcador

Aguascalientes
10°
C
Mayormente Nublado
clima
10°C Mayormente Nublado
Aguascalientes
10°
C
Mayormente Nublado
clima
10°C Mayormente Nublado
Viernes 18 de Enero de 2019
POLIDEPORTIVO | 13/12/2018 08:40

Le Clos contiene el empuje de Dressel

El sudafricano Chad le Clos celebra el oro tras su victoria en la final masculina de los 100m mariposa en los campeonatos del mundo de natación en piscina corta en Hangzhou (China) hoy, 13 de diciembre de 2018. EFE
El sudafricano Chad le Clos celebra el oro tras su victoria en la final masculina de los 100m mariposa en los campeonatos del mundo de natación en piscina corta en Hangzhou (China) hoy, 13 de diciembre de 2018. EFE (Foto:EFE )
Redacción deportes, 13 dic (EFE).- El sudafricano Chad La Clos resistió el empuje de la nueva estrella de la natación mundial, el estadounidense Caeleb Dressel, y revalidó el título universal de los 100 mariposa, en una jornada de los Mundiales de piscina corta de Hangzhou (China) en la que el ruso Kirill Prigoda estableció una nueva plusmarca mundial en los 200 braza. Dolido por la derrota sufrida el martes en los 200 mariposa ante el japonés Saiya Seto, que además del oro le arrebató también el récord del mundo, el sudafricano mostró su carácter competitivo en una final del hectómetro en la que no dio la más mínima opción a Dressel. Al frente de la prueba desde la salida, Le Clos volaba hacia el oro ante los problemas de un Dressel, que pareció acusar el esfuerzo realizado apenas minutos antes en las semifinales de los 50 libre, en las que el estadounidense logró el mejor tiempo -20.51- de todos los participantes. Circunstancia que pareció motivar todavía más si cabe al nadador sudafricano, que mediada la prueba aventajaba en 68 centésimas a un Dressel, que ocupaba una inesperada quinta posición superados los primeros 50 metros. Una ventaja que Le Clos supo conservar pese al empuje final de un Caeleb Dressel, que brazada a brazada fue recortando su desventaja hasta tocar la pared segundo a tan sólo 21 centésimas del sudafricano, que se alzó con el oro con un tiempo de 48.50 segundos. Derrota de la que Caeleb Dressel se resarció minutos más tarde con una espectacular actuación en la final del relevo 4x50 estilos mixto, en la que el nadador de Florida dio el triunfo al equipo estadounidense. Si en los 100 mariposa Dressel no pudo remontar en los dos últimos largos la ventaja de Le Clos, en la final del 4x50 estilos el norteamericano sí logró enjugar los dos segundos y medio de diferencia con el que sus compañeros le dejaron al inicio de la última posta. Cincuenta metros finales en los que Caeleb Dressel con unos soberbios 20.09 segundos no sólo logró superar a los equipos de Holanda, plata, y Rusia, bronce, sino que también permitió a Estados Unidos fijar una nueva plusmarca -1:36-40- mundial Un triunfo que permitió a Dressel sumar su cuarta medalla en Hangzhou, la tercera de oro, tras contribuir también al triunfo norteamericano en las finales de los 4x50 libre mixto y los 4x100 masculinos. Oro al que el ruso Kirill Prigoda acompañó de un nuevo récord del mundo en la final de los 200 espalda, en la que el nadador ruso se impuso con un tiempo de 2:00.16 por delante del chino Haiyang Qin, plata -2:01.15-, y del alemán Marco Koch, el campeón hace dos años en Windsor, que en esta ocasión tuvo que conformarse con el bronce -2:01.42-. Un podio que ni tan siquiera pudo pisar la húngara Katinka Hosszu en una final de los 200 espalda, en la que la "dama de hierro", que buscaba su tercer título consecutivo en la distancia, nunca tuvo ninguna opción de ganar. Lastrada por su ya habitual extenuante programa - la magiar está inscrita en ocho pruebas individuales-, Hosszu siempre fue a remolque de las estadounidenses Lisa Bratton, que se colgó el oro con un tiempo de 2:00.71, y Kathleen Baker, plata con un crono de 2:00.79. Y eso que la nadadora húngara volvió a mostrar su fiereza competitiva en un último largo en el que pareció poder remontar a la australiana Emily Seebohm, que finalmente logró el bronce 2:01.37. Quien no falló fue la holandesa Ranomi Kromowidjojo que cumplió con los pronósticos y se impuso con un tiempo de 51.14 en la final de los 100 libre a su compatriota Femke Heemskerk, plata, y la estadounidense Mallory Comerford, bronce Igualmente cumplió con el guión la joven china Jianjiahe Wang, de tan sólo 16 años, que se alzó con el triunfo en los 800 libre aunque sin poder arrebatar el récord del mundo a la española Mireia Belmonte, tras nadar en un tiempo de 8:04.35. Marca suficiente para derrotar con holgura a la italiana Simona Quadarella, plata, a la que aventajó en casi cuatro segundos, y a la estadounidense Leah Smith, bronce con un crono de 8:08.75.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube