Aguasdigital

aguasdigital.com

Polideportivo

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

El Marcador

Aguascalientes
24°
C
Soleado
clima
24°C Soleado
Aguascalientes
24°
C
Soleado
clima
24°C Soleado
Miércoles 21 de Noviembre de 2018
POLIDEPORTIVO | 06/11/2018 17:40

Sandra Sánchez y Damián Quintero, finalistas sin discusión

El español Damián Quintero tras clasificarse para la final. EFE
El español Damián Quintero tras clasificarse para la final. EFE (Foto:EFE )
Madrid, 6 nov (EFE).- Los españoles Sandra Sánchez y Damián Quintero disputarán el sábado las finales individuales de kata en los Mundiales de kárate de Madrid tras avanzar este martes por sus cuadros eliminatorios con una superioridad indiscutible: ganaron todos sus cruces por 5-0. También los hicieron los que serán sus rivales en la lucha por el oro, los japoneses Kiyou Shimizy y Ryo Kiyuna, defensores de los títulos y los oponentes más temibles entre todos los inscritos. Contento pero contenido Damián Quintero, la alegría de Sandra Sánchez tras su pase a la final era, en cambio, torrencial. La talaverana no podía parar de reír, de llorar y de moverse. "Ha sido mucha tensión acumulada. Hasta que no ves las banderas...", expresó la líder del ránking mundial. Sandra se jugará el oro con la campeona en 2014 y 2016. La española, bronce en la anterior edición, derrotó sucesivamente a la costarricense María José Granados, la dominicana María Dimitrova, la eslovaca Ema Brazdova y la canadiense Rita Ngo 5-0, antes de imponerse en semifinales a la hongkonesa Lau Mo, quinta del mundo, por el mismo resultado. Kiyou Shimizu tuvo un serio compromiso en semifinales ante la sexta karateca mundial, la italiana Viviana Bottaro, pero los jueces vieron un claro 5-0 en ese cruce. Shimizu tiene 24 años, trece menos que la española, que se mantiene en la cúspide del kárate para acudir a los Juegos de Tokio 2020, donde este deporte hará su debut olímpico. Igualmente perfectos en la ejecución de sus katas estuvieron en el cuadro masculino Ryo Kiyuna y Damián Quintero, números uno y dos del mundo. Su final del sábado será repetida de la de 2016 y vieron abiertas definitivamente las puertas gracias a convincentes victorias en semifinales ante el alemán Ilja Smorguner y el venezolano Antonio Díaz, respectivamente. En un animado WiZink Center con abundante público desde primera hora, Quintero debutó con una victoria clara sobre el mexicano Waldo Ramírez, 85 en la clasificación mundial. Ambos ya se habían encontrado hace tres semanas en la Premier League de Tokio y el resultado de entonces fue el mismo que el de este martes. Ramírez, plata en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, ofreció al número dos del mundo un estreno muy cómodo. Ali Sofuoglu, de Turquía, cuarto en el ránking, se presentaba como un rival de consideración para Quintero en el siguiente cruce. Pero los árbitros volvieron a ser de la misma opinión. El colombiano David Contreras, que había vencido antes por 5-0 a Argjend Berjami (competidor bajo la bandera de la federación mundial) y por 4-1 al croata Tomislav Stolar, cayó también por 5-0 ante Quintero y le franqueó el paso a los cuartos de final ante el francés Enzo Montarello, 41 del mundo. No cambió el guión: un 5-0 sobre el galo completó el hasta entonces perfecto camino del español. La semifinal prevista ante Antonio Díaz estaba servida. Y eso que el caraqueño sorprendió con su ajustada victoria en el cruce inicial. El campeón mundial en 2010 y 2012, bronce en 2016, se impuso por un apretado 3-2 sobre el peruano Mariano Wong, debutante en la categoría absoluta y este año campeón suramericano sub-21. La experiencia de sus 38 años le ayudó a espantar el susto de este aviso inicial y luego venció más cómodamente, por 4-1, a Adrian Guta, de Rumanía. Aún mejor le fue ante el polaco Bartosz Maczka, al que derrotó por 5-0, mismo resultado que ante el kazajo Madi Kateshov, lo que le situó en semifinales. Su amigo Damián Quintero adivinó que el venezolano haría su kata favorito, 'suparimpei', y decidió hacer el mismo "para que los jueces pudieses comparar". La victoria fue clara y envió a Díaz a la repesca. El cuerpo técnico del equipo español abrazó a Antonio como si fuera uno de los suyos. Kiyuna, por su parte, se deshizo en sucesivas rondas del británico Lloyd Birt, del egipcio Ahmed Shawky, del kuwaití Mohamed Almosawi y del italiano Mattia Busato, antes de dejar en el camino al germano Smorguner, plata en 2014 y bronce en 2016. Será el rival más difícil posible para Quintero, pero también el que garantiza la final de más calidad. Por Natalia Arriaga
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube