Aguasdigital

aguasdigital.com

Polideportivo

Miércoles 17 de Octubre de 2018

El Marcador

Aguascalientes
13°
C
Nublado
clima
13°C Nublado
Aguascalientes
13°
C
Nublado
clima
13°C Nublado
Miércoles 17 de Octubre de 2018
POLIDEPORTIVO | 24/09/2018 10:40

La secretaria general de la FEI dice que la hípica es un "ejemplo" de igualdad

En la imagen un registro de la secretaria general de la Federación Ecuestre Internacional (FEI), la salvadoreña Sabrina Ibáñez. EFE/Archivo
En la imagen un registro de la secretaria general de la Federación Ecuestre Internacional (FEI), la salvadoreña Sabrina Ibáñez. EFE/Archivo (Foto:EFE )
Tryon (EE.UU.), 24 sep (EFE).- La secretaria general de la Federación Ecuestre Internacional (FEI), la salvadoreña Sabrina Ibáñez, considera que el deporte que ella representa, el único olímpico en el que mujeres y hombres compiten juntos, es un "ejemplo" de igualdad. Ibáñez puso como ejemplo el triunfo de la alemana Simone Blum, que con sus 29 años se convirtió este domingo en la primera campeona del mundo de salto tras una final en la que había además otras dos jinetes entre los 12 aspirantes definitivos. "La victoria de Blum representa este deporte, porque si miras todas las medallas que han ganado los equipos que calificaron para los Juegos de Tokio 2020 verás que existe una gran paridad entre hombres y mujeres", dice. En un momento de auge de los movimientos feministas a nivel mundial, Ibáñez destaca que en las categorías por equipos en las que en Tryon se entregaron billetes olímpicos hay 16 mujeres que ganaron medallas y 20 hombres. "Esa es la belleza de nuestro deporte, que no importa que género tiene la persona y también con los caballos", donde la ganadora en saltos fue una yegua, Alice, propiedad de Blum, explica Ibáñez, la primera secretaria general en la historia de la FEI. Y lo que es más destacable para ella es que, si se tiene en cuenta solo las medallas de oro, hay cuatro hombres que se colgaron el metal dorado y ocho mujeres. Y aparte está el caso de Blum bronce por equipos y oro en el concurso individual, la prueba reina de los Juegos Ecuestres Mundiales, cuya octava edición concluyó este domingo en Tryon (EE.UU.). "Ella es un modelo" para otras mujeres puedan "animarse" a permanecer en el más alto nivel más tiempo, considera la salvadoreña, quien reconoce sin embargo que en este deporte, como en otros muchos, han escaseado ejemplos similares, debido quizás a responsabilidades familiares. Pero para ella lo más importante es que en la equitación hombres y mujeres compiten juntos y se puede demostrar así la valía de unos y otros, en un ejemplo de igualdad que, dice, va en línea con la "agenda" del Comité Olímpico Internacional (COI). Partiendo de la base de que Ibáñez apuesta por la máxima del deporte de que "gane el mejor", reconoce estar "muy contenta" de que ganase la germana. Recordó que cuando la nombraron en enero 2015 para el cargo no se percató en su momento de que era la primera mujer en ocupar la Secretaría General de la FEI. Y esa igualdad se mantuvo este domingo en la conferencia de prensa de cierre de los Juegos Ecuestres de Tryon, en la que estaba Ibáñez junto al presidente de la FEI, Ingmar de Vos, la directora de operaciones del comité organizador, Sharon Decker, y el presidente de esta organización, Michael Stone. Dos y dos. La salvadoreña, que se mudó a Suiza en 1991, año en el que entró a formar parte del organigrama de la FEI, apuntó que este deporte es tan igualitario por sus "valores". "Somos gente de la tierra y tenemos mucho respecto por el caballo y tenemos una manera de ver la vida que otros deporte no tienen, y es no pensar solo en uno sino también en el caballo, y creo que esa belleza solo se encuentra en este deporte", dijo. En su opinión, "ya es hora" de que se vea con normalidad que una mujer pueda ganar a un hombre en el deporte en igualdad de condiciones y también en el resto de aspectos de la vida, apuntó. Por ello, indicó que el o la mejor debe estar en lo más alto, ya sea en la pista o en los puestos de trabajo. "Lo importante es el profesionalismo y lo que uno trae de trabajo, y creo que las mujeres tenemos una responsabilidad de ser un ejemplo y apoyar a las demás para que vean que también lo pueden lograr, y lo hacen, y lo hacen muy bien", afirma. Las jinetes, considera además Ibáñez, tienen capacidad de "liderazgo", porque, cuando manejas un caballo, debes ser capaz de controlar a un animal "enorme", pero se debe hacerlo de una "manera en la que él te quiere seguir", y eso contribuye a tener mayor "habilidad de gestión".
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube