Aguasdigital

aguasdigital.com

Polideportivo

Domingo 16 de Diciembre de 2018

El Marcador

Aguascalientes
14°
C
Muy nublado
clima
14°C Muy nublado
Aguascalientes
14°
C
Muy nublado
clima
14°C Muy nublado
Domingo 16 de Diciembre de 2018
POLIDEPORTIVO | 21/09/2018 15:10

El venezolano Leopoldo Palacios, "coreógrafo y chef" del salto de obstáculos

El delegado técnico de los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon, el venezolano Leopoldo Palacios (d), posa con Michelle Dunn (i), del departamento de prensa, hoy, viernes 21 de septiembre de 2018, en el estadio del Centro Ecuestre Internacional de Tryon, Carolina del Norte (EE.UU.). EFE
El delegado técnico de los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon, el venezolano Leopoldo Palacios (d), posa con Michelle Dunn (i), del departamento de prensa, hoy, viernes 21 de septiembre de 2018, en el estadio del Centro Ecuestre Internacional de Tryon, Carolina del Norte (EE.UU.). EFE (Foto:EFE )
Tryon (EE.UU.), 21 sep (EFE).- Colores, formas, distancias y alturas. Todo cuenta a la hora de crear los recorridos de torneos de salto de obstáculos, un arte que el venezolano Leopoldo Palacios dice le convierte en una mezcla de "coreógrafo y chef". Antes de iniciar cada prueba de salto en los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon (EE.UU.), que se disputan hasta el próximo domingo, los jinetes inspeccionan el recorrido en una bulliciosa algarabía que bien parece una turística plaza de cualquier gran ciudad. Los unos se hacen fotos y charlan animadamente entre ellos, los otros, mayoritariamente los jinetes, que, como si fuera automóviles, tienen preferencia de tránsito, van de un lado a otro contando mentalmente los pasos entre cada salto. Palacios, delegado técnico en Tryon, es uno de los más populares de la pista. Muchos le piden hacerse un selfi y todos le saludan con efusividad y cariño. Y también respeto, el que se ha ganado en más de 25 años de profesión diseñando y trabajado en los recorridos de los más importantes torneos de salto, incluidos todos los Juegos Olímpicos desde Los Ángeles 1984, a excepción de Atlanta 1996, y también estará en Tokio 2020. Palacios dice tener "todas las variables" posibles para diseñar el recorrido, desde el entorno o la luz hasta los colores de las varas, ya sean a rayas o sólidos, opción que complica a los caballos, cuya vista, aparentemente, ve mejor los contrastes. Además, buscan distraer a los caballos con arbustos, varas dobles a la misma altura para que el animal no vea la segunda, agua o incluso en el recorrido de Tryon situaron dibujos de águilas en uno de los saltos, pues estas aves "asustan" a los equinos y dificultan la tarea a los jinetes. "Yo no compito con los jinetes, yo compito conmigo mismo para lograr con ellos que tengan una buena competencia", eso sí, creándoles "suficientes dificultades para que el público se divierta", afirma en entrevista con Efe. El venezolano, que comenzó su carrera como jinete cuando este deporte era muy diferente al actual, se define como una mezcla entre un "chef y un coreógrafo". "Tenemos que crear una dinámica para que los caballos vayan por un camino y que sea difícil y bello, y tenemos muchísimas variables y tenemos que ponerle un poquito de esto y un poquito de aquello, y de ahí viene el chef", explica este supervisor de los diseñadores de la pista en Tryon. "Yo soy el que controla la sal y la pimienta". Se empieza suave y se aumenta la dificultad gradualmente, dice, tanto durante cada recorrido como durante el torneo, para que los "mejores entre los mejores" afronten los mayores retos. Este caraqueño de 71 años se define como un diseñador "fuerte" y dice que algunos jinetes piensan que es "demasiado estricto", con unos circuitos muy variados en los que llega a usar elementos "extremos". Pueden dar buena prueba de la dificultad de los recorridos que aprueba este venezolano los jinetes que participaron este jueves en la segunda jornada de saltos en Tryon. El brasileño Pedro Vennis reconoció tras terminar su prueba este jueves que el circuito era extremadamente difícil y con el tiempo muy apretado, y que, seguramente, el propio diseñador no se había dado cuenta del enorme reto que plantó a los 123 jinetes que realizaron el recorrido, solo 5 de los cuales salieron indemnes. Con estas exigencias, dice Palacios, uno de los primeros del mundo que vive de diseñar recorridos, se intenta ayudar a los jinetes "en el proceso de tener mejores caballos". Explica que los caballos van variando y en este proceso de años se van criando animales mejores en un sentido, pero al tiempo empeoran en otro, y ellos se dan cuenta de eso y empujan con sus diseños a que potencien determinados aspectos de su formación. "Las razas van un poco cambiando en base a lo que nosotros hacemos", apunta. Y como todo arte, Palacios tiene sus propios referentes, como los precursores del diseño, Arno Gego, Pamela Carruthers y Bertalan de Nemethy, y él, a través de los años, también ha creado escuela. Él apuesta por la "invención" y en Tryon introdujo un nuevo tipo de listón que no es completamente cilíndrica y que en sus extremos es rectangular, lo que dificulta el superarla sin que se derribe al mínimo contacto, pues no rueda sobre el soporte, sino que cae directamente. "Siempre estamos intentando de innovar", dice el veterano delegado técnico, que destaca la importancia de mundiales como el de Tryon o los Juegos Olímpicos como escaparate para cambiar este deporte a través de los retos que plantean a los jinetes. Álvaro Blanco
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube