Aguasdigital

aguasdigital.com

Fútbol Internacional

Sábado 23 de Junio de 2018

El Marcador

Aguascalientes
15°
C
Muy nublado
clima
15°C Muy nublado
Aguascalientes
15°
C
Muy nublado
clima
15°C Muy nublado
Sábado 23 de Junio de 2018
Mundial Rusia 2018
FúTBOL INTERNACIONAL | 21/02/2018 07:10

El Barça se acerca a cuartos a costa de su credibilidad

El jugador Lionel Messi del Barcelona reacciona  durante su juego de la Liga de Campeones de la UEFA, entre el Chelsea FC y el FC Barcelona, en el estadio de Stamford Bridge de Londres (R.Unido). EFE
El jugador Lionel Messi del Barcelona reacciona durante su juego de la Liga de Campeones de la UEFA, entre el Chelsea FC y el FC Barcelona, en el estadio de Stamford Bridge de Londres (R.Unido). EFE (Foto:EFE )
Barcelona, 21 feb (EFE).- Lo que no le llega con el fútbol, el Barça de Valverde lo consigue a base de resultados como el conseguido anoche en Stamford Bridge, donde cazó un empate que le abre las puertas de los cuartos, en un partido en el que sin jugar bien, no perdió. Y ese el valor añadido de este equipo. En el ADN del Barça, jugar bien y ganar eran cuestiones que estaban íntimamente ligadas; desde hace un tiempo, no es preciso. Todo tiene que ver con la estructura de la plantilla, con la marcha de Neymar, con la lesión de Dembélé y también con el papel que Valverde reserva a Paulinho. En Londres, donde históricamente el Barça podía jugar mejor o peor, pero muchas veces salía trasquilado; los azulgranas consiguieron un empate sin brillo en un partido en el que antes del gol de Willian, el brasileño estrelló dos balones en los palos de Ter Stegen y el tanto de los catalanes llegó tras un error defensivo de los 'blues'. A estas alturas del curso, clasificados para la final de Copa y con siete puntos de ventaja al frente de laLiga, el Barça pondrá el foco en el enorme resultado conseguido en Londres, pero si mira más allá, le pueden asaltar todas las dudas. ¿Le llegará su fútbol para hacer algo grande en Europa? En Stamford Bridge, el Chelsea lo puso contra las cuerdas con un fútbol primitivo -presión y contragolpes- ante lo cual el Barça ofreció control territorial y un gol en los dos remates que hizo a puerta. El Chelsea remató más, pese a que tuvo solo el balón el 32 por ciento menos del tiempo y realizó 665 pases menos. El Barça sin profundidad, nunca supo hincarle el diente a un equipo que puso un autobús atrás, un escenario repetido en los últimos años. Y es que durante muchos minutos el dibujo de Valverde era un preocupante 4-5-1, con solo Luis Suárez como delantero. Leo Messi jugaba como centrocampista y de las dos bandas solo una, la izquierda con Jordi Alba y Andrés Iniesta, estaba operativa en ataque. Paulinho, el hombre que tiene que equilibrar el equipo, el llegador desde segunda línea, el tipo que es capaz de rematar una lavadora dentro del área, convierte el juego del Barça en ramplón con el balón en los pies. ¿Entonces por qué no juega Dembélé? Tras el partido de Londres, a Valverde se le preguntó y el técnico habló de que todo era "cuestión de certezas y no de expectativas" y que no era el momento de "hacer pruebas". Se refería al tiempo en el que el francés ha estado de baja, lo que explica que su primera apuesta sea Paulinho y, la segunda, Aleix Vidal como quedó claro ayer. "Para un partido así, los entrenadores apostamos por las cosas que conocemos y tenemos vistas", dijo Valverde. Y esta es la historia de un partido en el que el Barça no salió a ganar, sino a no perder y a mantener viva la eliminatoria, cosa que consiguió al cien por cien, gracias a un gol de Leo Messi, que marcó su primer gol al Chelsea en ocho enfrentamientos. El valor del 1-1 es incalculable, tanto que en once de los trece casos en los que el Barça consiguió en Europa un 1-1 en la ida como visitante, salió adelante. Solo el CSKA de Moscú y el Juventus de Turín fueron capaces de darle la vuelta a la situación. Los rusos tras ganar 2-3 en los octavos de final de la Champions 1992-93, un partido que el Barça empezó ganando 2-0 en el Camp Nou; los italianos en la 2002-03, después de imponerse por 1-2 en los cuartos de final, en un partido que se resolvió en la prórroga. Así que el Barça lo tiene todo a su favor para la vuelta del próximo 14 de marzo, para entonces igual ha recuperado todo el fútbol que ha apuntado hasta hace bien poco. Francisco Ávila.
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube