Aguasdigital

aguasdigital.com

Aguascalientes

Viernes 20 de Septiembre de 2019

Alerta

Aguascalientes
20°
C
Posible Lluvia Ligera
clima
20°C Posible Lluvia Ligera
Aguascalientes
20°
C
Posible Lluvia Ligera
clima
20°C Posible Lluvia Ligera
Viernes 20 de Septiembre de 2019
AGUASCALIENTES | 18/05/2019 11:25

Le cuelgan otro muertito

En este lugar hallaron uno de los cuerpos de las víctimas.
En este lugar hallaron uno de los cuerpos de las víctimas. (Foto:AguasDigital )

Aguascalientes.- Se complica la situación legal de un sujeto que ya se encontraba recluido en el CERESO Aguascalientes por haber asesinado a balazos a un hombre en el municipio de Calvillo porque creía que le había robado unas viguetas para construcción de la casa de su mujer, debido a que ahora se le comprobó que también mató a uno de sus amigos que le ayudó a realizar el primer crimen.
El acusado es Juan Ramón “N”, de 46 años de edad, a quien el juez de Control y Juicio Oral Penal le dictó otro auto de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja por la muerte de su cómplice Manuel de Jesús “N” alias “El Marinela”.
Juan Ramón ya estaba en prisión por el asesinato de Juan Gabriel “N”, ocurrida a mediados del mes de octubre del 2017.
En ese entonces, cierto día, alrededor de las 12:00 horas, Juan Gabriel y otro hombre estaban cuidando unos animales en un predio rústico en las inmediaciones de un terreno conocido como “Las Mesitas”, en el municipio de Calvillo, cuando de pronto llegaron Juan Ramón y Manuel de Jesús a bordo de un vehículo.
Juan Ramón sospechaba que Juan Gabriel le había robado unas viguetas para construcción de la casa de su mujer, por lo que al tenerlo enfrente le reclamó tal hecho, pero éste negó el hurto.
No obstante, “El Marinela”, a gritos y empujones, les ordenó a Juan Gabriel y a su acompañante que subieran al vehículo en que él y Juan Ramón llegaron, por lo que así lo hicieron.
En seguida, Juan Ramón y Manuel de Jesús se dirigieron hacia la comunidad Los Cerritos, en Calvillo, y en un lugar bajaron a Juan Gabriel y su acompañante de la unidad de motor y los amarraron.
Entre los dos sujetos comenzaron a golpear a Juan Gabriel, hasta que Juan Ramón lo asesinó a balazos.
Posteriormente, le prendieron fuego al cuerpo y cavaron un hoyo en la tierra para enterrarlo.
Tras lo anterior, Juan Ramón y Manuel de Jesús dejaron ir al acompañante del occiso, pero lo amenazaron para que no los delatara.
Al ya no volver a saber nada de Juan Gabriel, sus familiares reportaron su desaparición a las autoridades, que iniciaron una investigación al respecto.
Posteriormente, en el mes de diciembre del 2017, el propio Juan Ramón asesinó a su cómplice “El Marinela”.
Manuel de Jesús se encontraba con una persona en las inmediaciones de la comunidad de Ojocalientillo, en Calvillo, cuando de pronto llegó Juan Ramón en una camioneta y se lo llevó a otro sitio, donde lo atacó con un arma punzocortante y lo mató, tras de lo cual cubrió su cadáver con piedras y tierra.
Mientras tanto, los agentes ministeriales que investigaban la desaparición de Juan Gabriel, ubicaron a una persona que les informó que antes de ser asesinado, “El Marinela” le platicó que había participado en el asesinato de Juan Gabriel y que incluso habían dejado vivo a un testigo.
Los elementos lograron ubicar al amigo de Juan Gabriel, que les confirmó que durante octubre ambos fueron “levantados” por Juan Ramón y Manuel de Jesús y les reveló el lugar dónde éste había sido enterrado tras ser asesinado a balazos luego de que lo golpearon.
Entre el viernes 12 y sábado 13 de enero de este año, elementos de la Dirección General de Investigación Pericial lograron recuperar los restos de Juan Gabriel y mediante estudios de genética se logró establecer que sí correspondían al hombre desaparecido.
Con la información aportada por el amigo del finado, el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios inició una carpeta de investigación y solicitó a un juez Penal una orden de aprehensión en contra de Juan Ramón, misma que le fue concedida el mes de abril del 2018.
Oficiales de la Policía Estatal detuvieron a este sujeto en el boulevard Adolfo Ruiz Cortines y la avenida Aguascalientes, en las inmediaciones del Infonavit Pirules, al poniente de la ciudad, a bordo de una camioneta Jeep Cherokee, en color blanco, modelo 1994, con vidrios polarizados.
Juan Ramón llevaba fajada a la cintura un arma de fuego tipo revólver, calibre 38 especial, y en la bolsa delantera del pantalón 8 cartuchos útiles calibre 38 especial, así como dos envoltorios con droga “crystal”.
Además, en la camioneta, los oficiales le descubrieron un chaleco antibalas con camuflaje tipo militar, así como un maletín en color negro que contenía 39 cartuchos útiles calibre 7.62, un cartucho calibre .380, tres cartuchos calibre .32 y otro calibre 22.
Al consultar su nombre en el Sistema Plataforma México, lograron conocer que contaba con cinco detenciones previas por delitos contra la salud, disturbio y posesión de arma de fuego, además de que tenía vigentes dos órdenes de aprehensión, una por daño en las cosas doloso y otra por homicidio doloso calificado por el asesinato de Juan Gabriel en Calvillo.
Por lo anterior, lo arrestaron y, junto con todo lo que le aseguraron, lo trasladaron a la Fiscalía General del Estado a disposición del agente del Ministerio Público, que el jueves 18 de octubre del 2018 lo presentó a la audiencia inicial ante el juez de Control y Juicio Oral, que le decretó el auto de vinculación a proceso y la prisión preventiva por el asesinato de Juan Gabriel.
No obstante, al continuar con las investigaciones, los agentes ministeriales lograron establecer que Juan Ramón también había asesinado a su amigo Manuel de Jesús, por lo que se le giró otra orden de aprehensión, que se le cumplimentó al estar ya preso en el CERESO Aguascalientes.
El juez lo vinculó a proceso por este segundo homicidio y le fijó un plazo de tres meses para el cierre de la investigación para poder dictarle sentencia.

 

Redacción
Facebook Twitter YouTube