Aguasdigital

aguasdigital.com

Aguascalientes

Domingo 28 de Mayo de 2017

Alerta

Aguascalientes
26°
C
Soleado
clima
AGUASCALIENTES | 20/09/2010 19:25

No cesan los secuestros en Aguascalientes, ahora la víctima fue un estudiante

(Foto: )
Se consuma el quinto secuestro del que tienen conocimiento las autoridades en lo que va del año. Se trata de un joven universitario que fue privado de su libertad por un grupo de delincuentes quienes lo interceptaron cuando se dirigía a la escuela. Fue alrededor de las siete y media de la mañana cuando el estudiante de 21 años vecino del fraccionamiento Parras, del cual se omiten sus datos por razones obvias, llegaba a la Universidad Galilea ubicada en el cruce de la calle Pastoreo y la avenida Esfuerzo Nacional, a bordo de un vehículo marca Nissan Tsuru color blanco, modelo 1999, con placas de circulación ACK-8531. Dicha unidad estaba en excelentes condiciones, incluso con rines deportivos de 15 pulgadas y "achaparrado", lo que provocó que al llegar a un tope ubicado frente a la escuela primaria Eduardo J. Correa, prácticamente hiciera alto total. Esto fue aprovechado por los hampones quienes le cerraron el paso con un vehículo Nissan Tsuru que colocaron frente a su vehículo, y un Nissan Sentra en color tinto, con placas de circulación ACK-1711, el cual colocaron en la parte posterior, con lo cual le impidieron cualquier posiblidad de escape. Del Sentra descendieron tres sujetos de aproximadamente 25 años, quienes portaban gorras y uno de los cuales llevaba una llave de las llamadas "pericas" en la mano con la cual rompió el cristal de la puerta delantera izquierda del auto de la víctima, así, abrieron la puerta y lo obligaron a descender para llevarlo a la fuerza al Tsuru rojo. En el lugar dejaron abandonados el vehículo de la víctima y el Nissan Sentra que había sido reportado como robado el pasado 13 de septiembre del año en curso por su legítimo propietario Luis Guillermo Kaitén Quintanilla, quien señaló que había dejado estacionado su vehículo en la calle F. Elizondo en plena zona centro y al regresar alrededor de las tres y media de la tarde ya no lo encontró. Una vez con la víctima en su poder se dieron a la fuga, siendo observado esto por cientos de estudiantes de la universidad y de madres de familia que llevaban a sus hijos a la escuela, sin embargo el reporte a las autoridades fue después de cometido el secuestro. Hasta el lugar de los hechos llegó el padre del afectado a bordo de una camioneta marca GMC Sierra en color negro modelo 2010, quien es propietario de al menos 15 concesiones de taxis y además es aparentemente presidente de una agrupación de taxistas, el cual fue informado por los elementos de la Policía Preventiva de lo que había sucedido minutos antes. De acuerdo a la información recabada, mientras este hombre revisaba el vehículo de su hijo recibió una llamada a su teléfono celular a través de la cual los delincuentes le indicaron que no querían que presentara denuncia, ya que si lo hacía esto le podía costar la vida a su hijo. Ante esto este hombre se presentó en las instalaciones de la PGJE, donde sostuvo una plática con el fiscal estatal, a quien le indicó que no quería su ayuda y mucho menos que se investigaran los hechos, ya que aseguró que él solo se encargaría de solucionar el problema. Por lo que en el transcurso de este día iniciaron ya las negociaciones con los secuestradores, quienes hasta el momento no han dado a conocer sus pretensiones económicas. Cabe hacer mención que esta forma de operar es muy similar a la utilizada por el grupo de secuestradores que perpetraron el plagio de una mujer que regresaba a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Santa Mónica tras dejar a su hijo en la escuela.
Edgar Labra Salas
Facebook Twitter Google Plus YouTube