Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Viernes 28 de Febrero de 2020

Alerta

Aguascalientes
22°
C
Despejado
clima
22°C Despejado
Aguascalientes
22°
C
Despejado
clima
22°C Despejado
Viernes 28 de Febrero de 2020
MUNDO | 21/01/2020 15:40

Los homicidios en Río de Janeiro en 2019 cayeron a su menor nivel en veinte años

De acuerdo con los datos divulgados por el Instituto de Seguridad Pública (ISP), el número de muertes violentas, que incluye los homicidios, los latrocinios y las lesiones seguidas de muerte, cayó desde 5.180 en 2018 hasta 4.154 en 2019. EFE/Antonio Lacerda/Archivo
De acuerdo con los datos divulgados por el Instituto de Seguridad Pública (ISP), el número de muertes violentas, que incluye los homicidios, los latrocinios y las lesiones seguidas de muerte, cayó desde 5.180 en 2018 hasta 4.154 en 2019. EFE/Antonio Lacerda/Archivo (Foto:EFE )
Río de Janeiro, 21 ene (EFE).- Río de Janeiro, el estado más emblemático de Brasil, registró el año pasado 4.154 homicidios, un número en un 20 % inferior al de 2018 y el menor en los últimos 20 años, pero las muertes provocadas por policías saltaron un 18 %, hasta el récord de 1.810 casos, informaron fuentes oficiales. Los datos fueron divulgados este martes por el estatal Instituto de Seguridad Pública (ISP) y reflejan la política de seguridad adoptada por el actual gobernador de Río de Janeiro, el conservador Wilson Witzel, un defensor de "mano dura" en el combate al crimen y que asumió su mandato el 1 de enero de 2019. La reducción del número de muertes violentas se produjo precisamente un año después de que el Gobierno federal de Brasil decretara una "intervención militar" que puso el control de orden público en Río de Janeiro en manos del Ejército durante casi todo 2018 y que no fue tan eficaz en la reducción de la criminalidad. De acuerdo con los datos divulgados por el ISP, organismo vinculado a la secretaría regional de Seguridad Pública, el número de muertes violentas, que incluye los homicidios, los latrocinios y las lesiones seguidas de muerte, cayó desde 5.180 en 2018 hasta 4.154 en 2019. Los homicidios dolosos (con intención de matar) se redujeron en un 19 %, desde 4.950 en 2018 hasta 3.995 en 2019, el menor número desde que el dato comenzó a ser contabilizado en 1991, es decir en 28 años. Y los latrocinios (robos seguidos de muerte) bajaron un 34 %, hasta 115 víctimas, igualmente el menor número desde 1991. La disminución se produjo pese a que las muertes en operaciones policiales saltaron desde 1.127 en 2017 y 1.534 en 2018 hasta 1.810 en 2019, el mayor número desde que los datos son contabilizados y que dejan un promedio de cinco por día. Las muertes provocadas por la Policía representaron el 30,34 % de todas las muertes violentas en Río de Janeiro el año pasado, es decir que, de cada tres homicidios en este estado, uno fue provocado por agentes del orden. Pese a ese aumento, el número de muertes en operaciones policiales viene cayendo en los últimos meses, desde 195 en julio, 173 en agosto, 154 en septiembre, 144 en octubre y 135 en noviembre hasta 124 en diciembre. En un comunicado, el ISP conmemoró la reducción de la mayoría de los índices de criminalidad, principalmente homicidios, asaltos y robos. Los robos de vehículos bajaron un 24 %, desde 52.087 en 2018 hasta 39.749 en 2018; los de carga en un 19 %, hasta 7.455 casos; y los practicados contra pedestres y pasajeros de autobuses en un 8 %, hasta 120.456 casos. El organismo también celebró el aumento de las armas decomisadas, hasta 8.423 el año pasado, lo que representa un promedio de 23 armas ilegales aprehendidas por día. Entre las armas incautadas en 2019 destacan 550 fusiles, un número en un 11 % superior al de 2018 y récord para este tipo de arma de guerra. La criminalidad en Río de Janeiro aumentó considerablemente tras los Juegos Olímpicos de 2016, lo que obligó al Gobierno a autorizar una intervención militar en 2018. Aunque las cifras han disminuido, organizaciones defensoras de derechos humanos han criticado las políticas de seguridad pública adoptadas por la actual administración regional para frenar la violencia. Witzel, un exjuez y exfusilero naval, ha legitimado públicamente la letalidad policial contra delincuentes en las favelas y defiende que francotiradores de elite abatan a criminales que porten fusiles e incluso que los uniformados puedan disparar contra las barriadas desde helicópteros.
EFE
Facebook Twitter YouTube