Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Martes 19 de Noviembre de 2019

Alerta

Aguascalientes
23°
C
Parcialmente Nublado
clima
23°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
23°
C
Parcialmente Nublado
clima
23°C Parcialmente Nublado
Martes 19 de Noviembre de 2019
MUNDO | 23/10/2019 16:10

Socios de Rudolph Giuliani se declaran no culpables en una corte de Nueva York

Businessman Igor Fruman, an associate of US President Donald Trump's personal lawyer, Rudy Giuliani, arrives for an arraignment hearing at US Federal Courthouse in New York, New York, USA, 23 October 2019. EFE/Justin Lane
Businessman Igor Fruman, an associate of US President Donald Trump's personal lawyer, Rudy Giuliani, arrives for an arraignment hearing at US Federal Courthouse in New York, New York, USA, 23 October 2019. EFE/Justin Lane (Foto:EFE )
Nueva York, 23 oct (EFE).- Dos socios de Rudolph Giuliani, abogado del presidente de EE.UU., Donald Trump, que fueron arrestados a principios de octubre, se declararon este miércoles no culpables de haber canalizado donaciones extranjeras a campañas políticas en EE.UU para ganar influencia. Lev Parnas, de origen ucraniano, e Igor Fruman, bielorruso, nacionalizados estadounidenses, acudieron este miércoles a la corte federal para el distrito sur en Manhattan acompañados de sus respectivos abogados para la presentación formal de los cargos. Ambos quedaron en libertad tras el pago de una fianza de un millón de dólares y deberán permanecer en sus hogares en Florida, donde serán vigilados a través de un dispositivo electrónico. También tuvieron que entregar sus pasaporte al tribunal, señala la prensa local. La Fiscalía cree ayudaron en los esfuerzos de Giuliani para obtener investigaciones en Ucrania sobre los negocios del exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y su hijo Hunter Biden. Parnas, de 46 años y Fruman de 53, fueros arrestados el 9 de octubre con un billete de ida a Viena en el aeropuerto de Dulles, cerca de Washington DC. La Fiscalía para el distrito sur de Nueva York les acusa de "conspirar para eludir las leyes federales contra la influencia extranjera al participar en un plan para canalizar dinero extranjero a los candidatos a cargos federales y estatales para que los acusados pudieran comprar influencia potencial con candidatos, campañas y los Gobiernos de los candidatos". También están acusados en este caso David Correia y Andrew Kukushkin. Durante la audiencia, Edward MacMahon, uno de los abogados de Parnas planteó a la corte que es un caso que involucra una gran cantidad de información que está cubierta por el privilegio de "abogado-cliente" y también el tema del derecho que tiene el presidente de EE.UU. a mantener confidencial información relativa a las acciones del ejecutivo. El abogado se refirió a que aunque su cliente no trabaja para el Gobierno de EE.UU trabaja para Giuliani, y éste para el presidente. La fiscal a cargo del caso, Rebekah Donaleski, señaló a MacMahon que la Fiscalía está consciente de esos privilegios y que por ello cuentan con un equipo de abogados que evalúan toda la evidencia relativa al caso. Evidencia que sea catalogada como privilegiada no se le entrega al equipo de fiscales que lleva el proceso. La fiscal dijo también al juez Paul Oetken que la evidencia recaudada hasta este momento es "voluminosa" y que incluye 50 cuentas de banco y más de una docena de órdenes de allanamiento ejecutadas en numerosas instalaciones, agregan los medios de comunicación. A su salida del tribunal, Parnas aseguró que se han dicho "muchas cosas falsas acerca de mi y mi familia". "Espero defenderme vigorosamente en corte y estoy seguro de que con el tiempo se revelará la verdad y se me reivindicará", afirmó. La acusación de la fiscalía detalla un complot elaborado para ayudar a ciudadanos extranjeros, como un funcionario del Gobierno ucraniano no identificado y una persona con "raíces rusas", a obtener acceso a políticos y funcionarios del Ejecutivo de EE.UU. a través de contribuciones de campaña. Indica además que los acusados engañaron a "los candidatos, las campañas, los reguladores federales y el público al celebrar acuerdos secretos, lavar dinero extranjero a través de cuentas bancarias en nombre de corporaciones de responsabilidad limitada y mediante el uso de donantes, que pretendían hacer contribuciones legales de campaña en sus propios nombres". Parnas y Fruman, según la acusación, comenzaron a hacer contribuciones ilegales de campaña en marzo de 2018 con el objetivo de mejorar su influencia política y obtener acceso a políticos para que pudieran promover los "intereses financieros personales de al menos un funcionario del Gobierno ucraniano con quien estaban trabajando". De otra parte, alega además la Fiscalía que presuntamente ayudaron en los esfuerzos de Giuliani para obtener investigaciones en Ucrania sobre los negocios del exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y su hijo Hunter Biden. Los demócratas han abierto una investigación de juicio político contra Trump por las presiones al presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, para que investigara a los Biden por presunta corrupción en ese país. El juez Oetken fijó la próxima audiencia del caso para el próximo 2 de diciembre. EFE rh/ce/laa
EFE
Facebook Twitter YouTube