Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Lunes 16 de Septiembre de 2019

Alerta

Aguascalientes
16°
C
Parcialmente Nublado
clima
16°C Parcialmente Nublado
Aguascalientes
16°
C
Parcialmente Nublado
clima
16°C Parcialmente Nublado
Lunes 16 de Septiembre de 2019
MUNDO | 20/08/2019 12:40

Extradición del exguerrillero desde Brasil combate la impunidad, afirma Piñera

El presidente de Chile, Sebastián Piñera. EFE/ Ernesto Arias/Archivo
El presidente de Chile, Sebastián Piñera. EFE/ Ernesto Arias/Archivo (Foto:EFE )
Santiago de Chile, 20 ago (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que la extradición desde Brasil del exguerrillero Mauricio Hernández Norambuena que se concretó este martes combate la impunidad y fortalece el Estado de derecho. "El hecho que Hernández Norambuena esté preso hoy día en una cárcel chilena fortalece nuestra Justicia, combate la impunidad y la delincuencia y también fortalece nuestro Estado de Derecho", señaló Piñera en una actividad pública en la ciudad de Chillán. El antiguo dirigente del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), que en Chile está condenado por el asesinato de un senador derechista en 1991 y un secuestro, fue extraditado este martes desde Brasil, donde estaba preso desde 2002 por otro secuestro cometido en ese país. Piñera agradeció al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro su colaboración en el proceso y subrayó que Chile respetará el tratado de extradición vigente entre los dos países, que limita la condena a un máximo de 30 años pese a que los tribunales chilenos condenaron al exguerrillero a dos cadenas perpetuas. "Existe un tratado entre países que establece que en casos de extradiciones como esta la condena en el país que recibe el preso no puede exceder la condena máxima del país de origen, y en Brasil son 30 años, y por tanto Chile tiene que respetar esa condena", manifestó el mandatario. Hernández Norambuena, de 61 años, permanece recluido en la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) de Santiago, el mismo recinto del que se fugó en helicóptero en 1996 junto a tres otros miembros del FPMR, una organización guerrillera que combatió la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). La Justicia chilena condenó en los años noventa a Hernández Norambuena y a otros miembros del FPMR por el asesinato del senador Jaime Guzmán, el principal ideólogo del régimen de Pinochet, y por el secuestro de Cristián Edwards, hijo del propietario del diario El Mercurio, Agustín Edwards. El ministro de Justicia chileno, Hernán Larraín, explicó que el Gobierno se halló ante una "disyuntiva", pues si no aceptaba el límite de condena del tratado de extradición, Hernández Norambuena podría haber accedido pronto a beneficios penitenciarios. "Si no había extradición, lo que había era la posibilidad de que Hernández Norambuena, en pocos días o semanas, pasara a un régimen semicerrado, un régimen con reclusión nocturna y libertad diurna, con el inminente riesgo de fuga dado su historial", dijo Larraín en una rueda de prensa junto al canciller, Teodoro Ribera. Larraín consideró que con esta extradición se cierra un ciclo y se da una "señal potente" a otros delincuentes que siguen prófugos de la Justicia. "No deben descansar porque la mano de la Justicia chilena los va a perseguir hasta que estén con las penas impuestas. Esa es la única forma en que se combate el terrorismo, la delincuencia y la violencia, haciendo cumplir a todos el rigor de la ley", apuntó. El titular de Exteriores, en tanto, reveló que el ministro de Justicia solicitó hace un par de meses a la Cancillería agilizar la extradición de Hernández Norambuena. Para ello se creó un equipo de trabajo especial formado por funcionarios de los dos ministerios para evaluar todas las alternativas y se intensificaron los contactos diplomáticos con las autoridades brasileñas, precisó el canciller.
EFE
Facebook Twitter YouTube