Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Jueves 22 de Agosto de 2019

Alerta

Aguascalientes
26°
C
Nublado
clima
26°C Nublado
Aguascalientes
26°
C
Nublado
clima
26°C Nublado
Jueves 22 de Agosto de 2019
MUNDO | 16/07/2019 07:40

Despiden a cuatro policías por el polémico caso contra un periodista ruso

Un hombre detenido por la Guardia Nacional rusa hondea una bandera nacional desde la ventana de un vehículo durante una manifestación en apoyo al periodista de investigación ruso Ivan Goluno. EFE/ Yuri Kochetkov/Archivo
Un hombre detenido por la Guardia Nacional rusa hondea una bandera nacional desde la ventana de un vehículo durante una manifestación en apoyo al periodista de investigación ruso Ivan Goluno. EFE/ Yuri Kochetkov/Archivo (Foto:EFE )
Moscú, 16 jul (EFE).- Las autoridades rusas han despedido a cuatro policías tras una investigación sobre el polémico caso de tráfico de drogas presentado en junio contra el periodista de investigación Iván Golunov que generó importantes protestas por la fabricación de supuestos delitos para inculpar a voces críticas en Rusia. El despido se produjo tras las conclusiones de una investigación interna ordenada por el Ministerio del Interior sobre el comportamiento de estos policías en el caso, señaló a la agencia Interfax el servicio de prensa de la Policía de Moscú. Se trata de tres agentes que participaron en la detención del periodista y de su superior, de acuerdo con Interfax. Los cuatro policías despedidos no son los primeros ordenados por el Gobierno ruso, dado que en junio pasado el presidente, Vladímir Putin, destituyó a dos generales de la Policía por recomendación del ministro del Interior, Vladímir Kolokóltsev. Este había reconocido anteriormente la ausencia de pruebas que demostraran la culpabilidad de Golunov, periodista del diario digital Meduza, uno de los más críticos con el Kremlin. Golunov, de 36 años, fue detenido en Moscú el 6 de junio, después de que la policía supuestamente hallara drogas en su mochila y su vivienda. Dos días después, un tribunal moscovita decretó arresto domiciliario para el informador, que tras su detención denunció haber recibido una paliza y permanecido 16 horas incomunicado. Los investigadores no hallaron sin embargo las huellas del periodista en las pruebas recabadas en su vivienda y tampoco se pudo demostrar la presencia de estupefacientes en los análisis de orina y de las uñas realizados a Golunov, quien acusó a los agentes de haberle colocado la droga por sus investigaciones periodísticas. El caso desató una movilización sin precedentes entre la prensa rusa contra la arbitrariedad policial. En los últimos años, al menos ocho periodistas y activistas rusos han sido detenidos por los mismos cargos que Golunov, entre ellos, Oyub Titíev, director de la oficina chechena de la ONG Memorial -ahora bajo arresto domiciliario.
EFE
Facebook Twitter YouTube