Aguasdigital

aguasdigital.com

Mundo

Jueves 21 de Marzo de 2019

Alerta

Aguascalientes
21°
C
Despejado
clima
21°C Despejado
Aguascalientes
21°
C
Despejado
clima
21°C Despejado
Jueves 21 de Marzo de 2019
MUNDO | 20/02/2019 15:10

Expertos: Honduras necesita cultura de paz para descongestionar sus cárceles

La exfiscal hondureña de la Niñez Nora Urbina participa en un foro sobre justicia auspiciado por la Unión Europea, este miércoles en Tegucigalpa (Honduras). EFE
La exfiscal hondureña de la Niñez Nora Urbina participa en un foro sobre justicia auspiciado por la Unión Europea, este miércoles en Tegucigalpa (Honduras). EFE (Foto:EFE )
Tegucigalpa, 20 feb (EFE).- Honduras necesita impulsar la justicia restaurativa, que pone a víctimas y ofensores frente a frente, para "descongestionar" sus cárceles y crear una cultura de paz en el país, indicaron este miércoles expertos en Tegucigalpa en un foro auspiciado por la Unión Europea. La exfiscal hondureña de la Niñez Nora Urbina dijo a Efe que uno de los desafíos del sistema judicial de su país es aplicar la justicia restaurativa, en lugar de aumentar las sanciones penales. "Es un desafío, pero lo hemos asumido la sociedad civil y unas instituciones del Estado que sufren los efectos de las cárceles llenas y la desventaja de tener un sistema retributivo y no una justicia restaurativa en Honduras", enfatizó. No obstante, indicó Urbina, el país ha iniciado "el camino" para revisar las leyes y encontrar "una ruta" que permita impulsar "una ley que sea restaurativa". En su opinión, el proceso restaurativo contribuiría a "descongestionar" las cárceles de Honduras, que albergan a unos 18.800 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, según cifras oficiales. En el caso de los jóvenes, podrían "reeducarse y reinsertarse" en el sistema educativo y la comunidad, y tendrían "menos estigmatización" al salir de los centros de internamiento. Dijo además que espera que Honduras pueda aplicar la justicia restaurativa para que el Estado no continúe atendiendo "los casos de manera interpersonal" y "solo castigando" con cárcel a quienes cometen un delito. Urbina lamentó que hasta ahora ningún sector del país ha puesto en su agenda la promoción de una justicia restaurativa, que permite que los jóvenes puedan entender la magnitud del daño ocasionado y ser parte de una "respuesta constructiva". Por su parte, el director de la organización humanitaria Casa Alianza en Honduras, Guadalupe Ruela, indicó a Efe que las víctimas juegan un "rol central" en la justicia restaurativa. La comisión de un delito es una "ofensa y un daño a un ser humano", por lo que se necesita "rescatar" el rol de las víctimas para garantizar su bienestar, enfatizó. La ley restaurativa busca, según Ruela, que en un proceso de justicia "no sea revictimizada la víctima, retraumatizada y consiga reparación y la garantía de sentirse segura". Destacó la urgencia de impulsar una ley restaurativa en Honduras, donde, según datos del Comité Nacional de Prevención Contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, unas 1.097 personas están presas por "delitos bagatelas". Esos delitos, según el director de Casa Alianza, podrían solucionarse sin que la persona sea enviada a una cárcel y permitiría al ofensor "reparar el daño que causó". La normativa restaurativa ayudaría además a crear una "cultura de paz y reconciliación en las comunidades" y significaría un "ahorro (económico)" para el Estado. Ruela indicó que esa justicia "no es una receta para todo tipo de delitos", pero insistió en que contribuiría a generar "un espacio de diálogo y de restauración". La falta de este tipo de normativas obedece a una cultura jurídica y un tema cultural, ya que cree que el delito es "una ofensa a la ley", por lo que la persona que infringe la misma debe ser castigada, señaló. Ambos expertos participaron este miércoles en Tegucigalpa en el Foro "Justicia restaurativa: Un desafío para Honduras", auspiciado por la Unión Europea. Las prácticas de justicia restaurativa promueven también la solución de conflictos de manera participativa, la responsabilización de los actos por parte del ofensor y la reparación del daño a la víctima, indicaron los expertos en un comunicado. Además, impulsa la prevención de encarcelamiento de los menores y contribuye a su reinserción social
EFE
Facebook Twitter Google Plus YouTube